Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Con el gimnasta Tomás González como gestor, empresa donó vehículo cero kilómetro

Concretan aporte para madre de paciente de la Teletón

“Esto nos va a cambiar la vida” aseguró Paola Cerda, quien se desempeña en Curicó como conductora de colectivo, siendo su principal fuente de ingresos a la hora de apoyar a su hijo Agustín, quien desde que nació ha acudido al centro de rehabilitación ubicado en Talca

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Diciembre 2016

CURICÓ.- Cumpliendo con el compromiso adquirido durante el desarrollo de la pasada Teletón, la empresa Kia entregó un vehículo cero kilómetro a la madre de Agustín Ibarra, el niño curicano cuya historia de superación fue dada a conocer en la pasada Teletón.

El traspaso corresponde a una gestión impulsada por el gimnasta olímpico, Tomás González, quien detenta dentro de sus auspiciadores a la mencionada firma. A fin de concretar la promesa,  tanto el propio pequeño de 10 años como su madre Paola Cerda, acudieron a las oficinas de Indumotora en Curicó, lugar escogido para materializar la citada cesión.

La idea es que desde ahora, Cerda pueda desempeñar su trabajo como conductora de colectivo, pero de manera independiente, considerando que se trata de su principal fuente de ingresos. “Más que un buen aporte, esto nos va a cambiar la vida con Agustín.

Si bien todos sabemos que la Teletón es gratis, los pasajes, costearlos es caro. Tener algo propio, poder trabajar para uno, nos va a cambiar la vida absolutamente. Estamos felices”, acotó.

A fin de que el vehículo pueda ser destinado a las labores propias de un colectivo, la mujer reconoció que desde la línea donde trabaja se comprometieron a “pintárselo”, también sin costo. Por último, Cerda también tuvo palabras para agradecer la gestión llevada a cabo por Tomás González. “Yo creo que después de Agustín, esto es sin duda el mejor regalo de navidad que he recibido en mi vida”, acotó.

 

HISTORIA

Entre los testimonios que se dieron a conocer a lo largo de la más reciente versión de la Teletón, el caso de Agustín Ibarra no pasó desapercibido para las millones de personas que permanecieron atentas a la extensa transmisión.

Frente a Don Francisco, en el Teatro Teletón de Santiago, Paola Cerda, la madre del menor, relató lo que ha sido “una lucha constante”, la cual comenzó el 2006, tras el prematuro nacimiento de Agustín, siendo diagnosticado con una parálisis cerebral  y una diplejía espástica.

De hecho, un neurólogo que lo vio en Curicó, le aseguró que el pequeño sería “una plantita” y que “no haría nada”. Frente a ese escenario, Paola recordó que tenía dos caminos: “o se sentaba a llorar”, o bien “pelearía” por la rehabilitación de su hijo, eligiendo esta última alternativa, lo que implicó el periódico trasladado hasta las dependencias de la Teletón ubicadas en Talca.

“Agustín era un niño que solo se arrastraba, con sus manitos siempre empuñadas”, acotó Cerda al momento de referirse a la que fue la primera etapa que pasó en el centro ubicado en la capital del Maule. “Cuando yo llegué a la Teletón con Agustín, no había remedio para la espasticidad. Esta operación venía llegando de hace poco”, cuenta la madre, sobre la que fue la primera de las cuatro operaciones, que a la fecha, suma su retoño.

Dejando atrás los miedos, luego de la intervención, comenzaron a observarse los primeros  “cambios”, siempre apoyados por los profesionales de la Teletón. De actuales 10 años, Agustín pasó a Quinto Básico en la escuela Palestina, con un promedio 6.8, el más alto de su curso, continuando con el proceso de rehabilitación, que a corto plazo lo tendrá nuevamente en un pabellón.   

Volver

Comentarios