Jueves, 20 de Junio de 2019
Graves hechos fueron investigados desde el 2015

Condenan a cinco años y un día de cárcel a profesor que abusó de menor en sala de clases

Para la sanción fueron claves los testimonios de los compañeros de la víctima, quienes relataron hechos registrados en una escuela rural de Romeral.

Periodista: Mauricio Poblete - Fecha de Edición: 30 de Mayo 2019

Alejado para siempre de las salas de clases, junto a cinco años y un día de cárcel efectiva, fue la sentencia que el Tribunal de Juicio Oral de Curicó decretó en contra de un profesor general de enseñanza básica de la comuna de Romeral. El sujeto, aprovechando su labor en una escuela rural, abusó sexualmente de una pequeña niña que tenía apenas nueve años.

 


Los hechos –que fueron investigados por más de 4 años por la fiscalía local- se registraban en horarios de clases, cuando el docente acostumbraba sentar en sus piernas a una de las alumnas. Según testimonios de la víctima, el sujeto primero habría comenzado con tocaciones superficiales para, paulatinamente, agravar los actos de connotación sexual, lo cual en algunas ocasiones fue observado por otros alumnos de la misma clase.

 

 

INVESTIGACIÓN
La fiscal especialista en la investigación de delitos sexuales de connotación sexual, Carmen Gloria Manríquez, precisó que el imputado -de aproximadamente 60 años de edad- fue acusado por el delito de abuso sexual, luego que la menor -aconsejada por una compañera- relató a su madre lo que le venía afectando a manos de un profesor de la escuela, en la cual el año 2015 cursaba enseñanza básica.

 


La fiscal precisó que “estas son investigaciones de largo aliento, ya que se trataba de hechos que se daban al interior de la sala de clases, donde había 20 compañeritos más. Por ello es que se tuvo que entrevistar a muchas personas, a los profesores, a los ayudantes de aula, a los compañeros de la víctima y, en definitiva, desarrollar una serie de peritajes”.

 

 

PRUEBAS IMPORTANTES
La persecutora reconoció que fueron “esenciales” los testimonios de los compañeros de la menor “ya que permitieron lograr la convicción en el tribunal que lo que decía la niña sí había ocurrido, fueron importantes para obtener este veredicto condenatorio y esta pena efectiva”.

 


Manríquez sostuvo que “el imputado fue condenado a todas las accesorias que implica un delito de esta naturaleza, en que se afecta la integridad sexual de una menor de 14 años. Es decir, nunca más va a poder hacer clases, ni tener un trabajo que implique contacto con menores. Además del cumplimiento (de presidio) efectivo”.

 

Volver