Lunes, 17 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
El 0,7% de la superficie interior fue adjudicado a Valdokko

Controversia tras concesión de terreno en el Parque Nacional Radal Siete Tazas

Felipe Ward, ministro de Bienes Nacionales asegura que el parque sigue siendo de los chilenos y que la concesión está diseñada para hacer mejoras en la zona e incentivar el turismo.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Julio 2018

Talca. - Una gran controversia por el destino de los terrenos en el interior del Parque Nacional Radal Siete Tazas, ubicado en la comuna de Molina, es la que se ha venido generando a partir de las recientes declaraciones por parte del Movimiento por el agua y los territorios de la zona centro quienes están en contra de los proyectos que Bienes Nacionales y la Subsecretaría de Turismo realizarán en el parque para fortalecer el turismo en la zona.


Fuertes han sido las acusaciones que los ecologistas han venido expresando sobre el tema, apuntando que “las bases de la licitación en cuestión no fueron consultadas con la comunidad de Molina, cuestión básica para el significativo cambio que se pretende introducir en nuestra principal zona de afluencia turística además de generadora de identidad local, incluso provincial y regional”.


Asimismo, en su declaración pública señalan que “el espíritu de la creación de la Reserva Nacional Radal Siete Tazas en 1996 y luego el 2008 la creación del Parque Nacional, es la preservación de la biodiversidad y no el desarrollo del turismo, menos el desarrollo monopólico del turismo, una licitación para concesión de todos los predios para alojamiento turístico en el Parque Nacional, a una sola empresa, además a 25 años plazo, es monopolio, sin lugar a dudas”.
A todas estas acusaciones, el ministro de Bienes Nacionales, Felipe Ward, puntualizó que “la concesión otorgada a la Corporación Municipal de Molina y la empresa local Valdokko, no busca privatizar el parque, ya que es una concesión lo que se está realizando. Lo que busca es mejorar el turismo e impulsar el desarrollo de proyectos sustentables, hoteleros y gastronómicos, en una de los lugares más lindo del país”.


La entrega de la concesión de las 36 hectáreas de El Bolsón y del parque nacional Siete Tazas de la Región del Maule, corresponde al 0,7% del parque.
Asimismo, explicó que entre los beneficios que traerá consigo está adjudicación tanto para el Estado, como para el turista, es que “el concesionario no puede cobrar por el acceso del parque y tampoco por el libre tránsito. Igualmente, se hace cargo de la red de emergencia, de la basura, del cuidado del patrimonio, de la conservación del ambiente, además de destinar sectores de camping, la implementación de servicios de alojamiento apropiados para el invierno junto con la gestión de baños, estacionamientos y senderos que no tendrán un costo adicional para los usuarios”.
Si bien Chile es reconocido por la belleza de sus parques, los servicios disponibles no siempre cumplen con lo esperado por sus visitantes. Por ello, el gobierno apuesta a la oferta de servicios de alto nivel, tal como lo hace Canadá y Nueva Zelanda como eje de la conservación y del desarrollo local, dijo Mónica Zalaquett, subsecretaria de Turismo.


Dhameliz Ojeda

Volver

Comentarios