Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Tras una solicitud del Gobierno Regional

Corporación Regional de Desarrollo Productivo está bajo la lupa de la Contraloría por rendiciones pendientes

Dada la falta de rendición de gastos, se inhabilita legalmente al Gobierno Regional a transferir recursos a la corporación, situación que mantiene desde hace meses sin goce de sueldo a 21 trabajadores.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Abril 2018

TALCA.- El cese de sueldos de trabajadores de la Corporación Regional de Desarrollo Productivo “destapó la olla”, dando cuenta de irregularidades financieras en la corporación. Gastos sin respaldo y excesivos viáticos comprenden el diagnóstico inicial que realizó el Gobierno Regional a la corporación.
Los gastos injustificados fluctúan entre 25 a 50 millones de pesos, aunque no se descarta una suma mayor. Se trata de rendiciones pendientes que comprenden los períodos 2016 y 2017. Dado el complejo escenario, el Gobierno Regional solicitó a Contraloría realizar una auditoría interna a la corporación, tanto de los gastos como de sus funciones.
“La apreciación desde el gobierno es que ha sido improductiva (la corporación) para la región y se ve por las actividades que han hecho, ha habido mucho viaje no justificado, viajes al extranjero con viáticos excesivos y también con dineros pagados a esos funcionarios con honorarios extras al sueldo que tienen, más viáticos que exceden lo normal para cualquier funcionario del mundo incluso”, dijo el intendente Pablo Milad.
Sobre la posibilidad de un hoyo financiero en la corporación, la máxima autoridad explicó que “lo va a determinar la investigación, a través de la Contraloría, nosotros queremos esclarecer esto porque nos parece que si es un ‘brazo\' del Gobierno Regional tienen también una responsabilidad delante de la sociedad y ante la región”.

CONSEJO REGIONAL
La compleja situación marcó esta semana la agenda del Gobierno Regional, incluso el pasado jueves el Consejo Regional sostuvo una reunión privada para abordar el tema junto a los jefes de división y el intendente.
“Si estaba con problemas de rendición en 2016, ¿por qué se aprobó en 2017?, si había problemas de rendición en 2017 ¿por qué se aprueba el presupuesto 2018?, entonces hay responsabilidades compartidas de la corporación, del Gobierno Regional”, cuestionó tras el encuentro Rodrigo Sepúlveda, consejero regional.

TRABAJADORES
SIN SUELDOS
Como consecuencia de la objeción de Contraloría por rendiciones pendientes se inhabilita al Gobierno Regional a traspasar recursos a la corporación hasta no sean resueltas las rendiciones de gastos, una situación que ha traído como consecuencia el cese de sueldos -desde el mes de febrero- a 21 trabajadores de la corporación, quince con modalidad código del trabajo y seis en calidad de honorarios, que comprende un estimado de 24 millones mensuales.
Las rendiciones que deben ser entregadas por la gerencia de la corporación han sido exigidas por el Gobierno Regional desde marzo, pero según explicó el intendente, “han sido solamente goteras de rendiciones, pero no han podido todavía cubrir los dineros faltantes a esas rendiciones”.
Las implicancias sociales y familiares por el no pago de salarios, es un aspecto preocupante para el Gobierno Regional. “También entendemos la situación de las familias, de los arriendos, está todo eso impago porque no podemos sacar el dinero si ellos no rinden”, dijo el intendente.
Por su parte, Sepúlveda dijo que “tenemos claro que estamos hablando de recursos públicos y mientras no se aclaren todos estos fondos cuestionados, difícilmente vamos a poder seguir aceptando una situación que se estaba dando en forma desprolija administrativa y financieramente”.

NUEVO DIRECTORIO
Tras la aprobación del Consejo Regional, el pasado viernes se constituyó un nuevo directorio para la corporación, quienes solicitaron rendición de cuentas al director ejecutivo, Rodrigo Hermosilla. El nuevo directorio quedó conformado por el intendente Pablo Milad, como presidente; Cristian Garrido, como primer vicepresidente; Andrés Maureira, segundo vicepresidente; también se integró el seremi de Gobierno, Jorge Guzmán; el director subrogante de Corfo, Juan Arévalo, y Pedro Fernández.
Sobre las rendiciones pendientes, el seremi de Gobierno sostuvo que “claramente es grave, hay una responsabilidad de la administración de la corporación, del gerente ejecutivo que no haya presentado estas rendiciones en la forma y en el tiempo que tenía que presentarlas”.
Asimismo, aseguró que se hace preciso hacer una evaluación del funcionamiento de la corporación. “Una cosa es su funcionamiento y otra cosa es cuan real y significativa ha sido la corporación al desarrollo de la región. Esa evaluación viene desde el Gobierno Regional que es el financista, pero también desde la propia corporación, desde este directorio que se crea”, acotó.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios