Lunes, 24 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
A partir del próximo año será particular pagado

Cunde la preocupación en apoderados del colegio Andes por aumento de la mensualidad

Al igual que en caso del colegio San Jorge, el aumento fue considerado significativo por los padres que hoy pagan poco más de 90 mil pesos y que a contar del próximo año cancelarán sumas entre 130 y 180 mil pesos. Las directivas del Centro de Padres dialogaron ayer con la sostenedora.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Junio 2017

TALCA.- Preocupación e incertidumbre había ayer entre los apoderados que llegaron a la reunión de directivas de Centros de Padres del colegio Andes de Talca. El principal tema que deseaban abordar era el del alza de mensualidades y matrícula anunciadas por este establecimiento particular subvencionado a contar del próximo año, en el marco de su transformación a colegio particular pagado.

Se trata del segundo caso en el Maule en que esta decisión ligada a lo que mandata la Ley de Inclusión provoca conmoción entre los apoderados. El primero fue el colegio San Jorge de Talca, en el cual hace unos días, un grupo de apoderados optó por salir a protestar con bocinazos y globos negros debido al alza de alrededor de un 110% en los aranceles para el 2018.

En el caso del colegio Andes, los nuevos valores comenzaron a conocerse el sábado pasado a través de un informativo que fue puesto en la página web del establecimiento.

 

NUEVOS VALORES

El informativo establece que los nuevos valores son de 130 mil mensuales para niveles prebásicos; de 170 mil para cursos de Primero a Sexto Básico; y de 180 mil para Séptimo a Cuarto Medio. Siempre en diez cuotas. En tanto, la matrícula para todos los niveles se fijó en 130 mil pesos.

A este año, aunque los valores son también variables según el nivel, en general son poco más de  90 mil pesos mensuales.

En el comunicado, el establecimiento explica que los nuevos valores se fijaron “luego de un estudio y análisis detallado de ingresos y costos; y con el fin de poder mantener nuestra calidad y modalidad educativa”.

También hay un apartado donde se detalla que hay beneficios para el segundo, tercer y cuarto hijo en el colegio, y que se proporcionarán los textos escolares de manera gratuita.

REACCIONES DE LOS APODERADOS

Entre los apoderados que llegaron ayer a la reunión del Centro General de Padres, si bien la preocupación era común a todos, había también matices respecto a lo que se pensaba a futuro.

Es así como, por ejemplo, Víctor Tejos indicó que en su caso ha estado buscando cupo en otros establecimientos de la comuna. “Me han dicho que no hay cupo en este momento. Pero cuando lleguen las postulaciones en septiembre-octubre en vez de, por decir un número, 200 niños que van a postular a un colegio, van a haber 400”, dijo.

Por su parte, Paula Rojas, madre de dos niños que estudian en el colegio Andes, se mostró aún indecisa. “Considero que el aumento es excesivo. Ahora hay reunión de apoderados y estoy esperando a ver qué nos dicen, qué resultados hay para tomar una decisión”, comentó.

Finalmente, Juan Acevedo señaló que en su caso, él y su esposa han tomado la decisión de hacer el esfuerzo y dejar a su hijo ahí por un tema de adaptación del niño. No obstante, de todas formas le preocupa mucho la situación, la que atribuye a que “la Ley de Inclusión está mal hecha”.

Por de pronto, en la reunión de ayer estuvo presente la sostenedora del establecimiento, Vilma Marabolí, quien se comprometió a dialogar sobre el tema con una comisión de apoderados.

 

Otros establecimientos

Formalmente, la Seremi de Educación dice haber recibido hasta ayer dos solicitudes para transformarse en particulares pagados en la región: el colegio San Jorge y el colegio Santo Tomás de Curicó. En tanto, aquellos que han optado por pasar a ser corporaciones sin fines de lucro son 102. Estos sobre un universo de 242 establecimientos particulares subvencionados.

Este viernes 30 vence el plazo que ha dado la Seremi para que aquellos sostenedores que decidan avisar del cambio, puedan acceder a ciertos beneficios.

La mayor dificultad se ha dado entre aquellos establecimientos que tienen un copago alto. Estos son los que han retrasado más la decisión, ya que -como ha dicho Conacep- está la inquietud de si con la subvención que reciben se podrá seguir manteniendo la calidad y nivel educativo.

En el caso de dos de los cinco establecimientos que tiene el Obispado de Talca, los apoderados pagan montos considerados “relativamente altos”. Pero en los casos del Manuel Larraín y el Integrado, indican desde el Obispado, se ha optado de todas formas por la gratuidad, aunque no se ha definido aún desde qué momento comenzará a operar formalmente a la espera de alzas en los montos de la subvención. “Tenemos que ser responsables en términos de que los colegios tienen temas financieros, sueldos, entre otros, que cubrir”, indicaron al respecto.

 

Daniela Bueno

Volver

Comentarios