Viernes, 21 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Censo da cuenta de los niveles de envejecimiento entre 2002 y 2017

Curepto lidera comunas envejecidas de la región

Una política pública que abarque las necesidades del adulto mayor, es el desafío prioritario en el que coinciden experto y alcalde.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 10 de Enero 2018

TALCA.- El envejecimiento de la población chilena comprende una de las principales lecturas que dejó los resultados del censo del año pasado. En 2002 por cada diez menores de 15 años había tres mayores de 64 años, esta cifra en 2017 presenta una variación, ahora por esos mismos diez menores de 15 años hay seis mayores de 64 años.
La realidad local no escapa de estas cifras.Curepto, Vichuquén, Hualañé lideran la lista de comunas con mayor índice de envejecimiento. En Curepto, por cada diez menores de 15 años hay 20,4 mayores de 65; en Vichuquén la relación se traduce en que por cada diez menores de 15 años hay 15,7 mayores; y en Hualañé por cada diez menores hay 14,4 mayores.
“Lo que corresponde en este caso observar es que tenemos comunas en las cuales por cada 10 menores de 15 años hay una mayor cantidad de adultos y eso ya habla de tasas bastantes malas en términos de crecimiento. Se podría comenzar a hablar que la población está en una pirámide regresiva, es decir, la población en vez de ir creciendo se ha ido envejeciendo y disminuyendo”, explica Ricardo Baeza, director regional del INE.
La comparación de estas cifras con los datos de 2002 da cuenta de un significante cambio de roles entre la población menor y adultos mayores. En Curepto, en el año 2002 la población menor de 15 años alcanzaba un 23,5% y la mayor de 66 figuraba en 13 %. Los datos de 2017, en tanto, dan cuenta de una disminución en la población menor de 15 años, alcanzando el 10%, mientras que el porcentaje de adulto mayor aumentó a 20,5%.
Según lo Baeza, estas cifras se asocian también a otros factores, como las bajas tasas de natalidad y la migración de la población a otras comunas. “En general deberíamos ir cambiando eso y volviendo un poquito hacia lo que se espera que la población va creciendo. Pero que hacer para eso, el gran punto que se debe trabajar a nivel de Gobierno y políticas públicas”, señaló.

REALIDAD COMUNAL
Si bien los datos son nuevos, no así es la realidad para las comunas y sus administradores. René Concha, alcalde de Curepto, explica que urge una política pública de fondo. “Tenemos programas de gobierno que son bastantes buenos, pero no son suficientes”, dijo.
Para hacer frente a la situación, el edil cuenta con profesionales de salud en sus postas rurales y busca trabajar desde la prevención, asimismo, realizan actividades recreativas para el adulto mayor, según aseguró. Sin embargo, considera que “desde el Estado hay que llevar políticas de fondo con respecto al adulto mayor, claramente una de las falencias más grandes que tienen ellos son las pensiones, partamos por ahí. Si no tomamos una política de fondo, lo demás es muy poco lo que sirve, son paliativas no más”.
Uno de los ejemplos dados por Concha es la saturación que actualmente tiene la casa de hogar para el adulto mayor de la zona. “La verdad es que cada vez está más saturado, la demanda por el hogar y la atención es cada vez mayor”, agregó.

DESAFÍOS DEL ESTADO
“Tiene que haber primero una política pública, poner al adulto mayor en la prioridad dentro de las preocupaciones del Estado”, asegura Miguel Bustamante, profesor de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Talca.
En este rol del Estado, Bustamante enumera los requerimientos del adulto mayor a ser considerados, entre estos la asignación de derechos para este grupo etario que deben ser definidos dentro de la política pública. Otro aspecto significante es el acompañamiento familiar, instituciones del adulto mayor y grupos sociales enfocados en las relaciones de las personas de la tercera edad.
Desde el plano de la salud, el académico da cuenta del requerimiento de atención de las enfermedades crónicas del adulto mayor, como la diabetes, por ejemplo. A su vez, destaca que, “el envejecimiento requiere de profesionales habilitados”, lo que demanda la preparación, por ejemplo, de geriatras, nutricionistas, kinesiólogos, fonoaudiólogos o psicólogos.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios