Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
El paso cualitativo que se espera dar en el marco de la Ley de Sala Cuna Universal

De educadoras de párvulos a especialistas en estimulación temprana

Académicas esperan que junto con la mayor demanda por profesionales que se anticipa en virtud de este proyecto, se potencie su trabajo, vital para el desarrollo escolar posterior

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Agosto 2018

TALCA.- De acuerdo a un estudio de Educación 2020 para cumplir con la cobertura que implicaría la puesta en marcha de la Ley de Sala Cuna Universal se requeriría de 11 mil nuevas educadoras e párvulos.
De esta forma, como consignó la edición de ayer de El Mercurio, el estudio calcula que los niños que podrían sumarse serían 470 mil, y que se necesitarán siete años para acortar la brecha entre las profesionales que egresan y lo que se requeriría.
Falta menos de un mes para que se zanje en el Congreso este proyecto que en general ha sido bien recibido, aunque con reparos, por los distintos sectores.
Ante ese escenario, académicas ligadas a esta área pertenecientes a planteles locales analizaron a solicitud de diario El Centro otras aristas del impacto sobre este gremio.

PERFIL PROFESIONAL
Es de esperar que junto con mayor demanda por estas profesionales, también haya mayor interés por cursar esta carrera. De ahí que sea conveniente tener en cuenta que el perfil de las educadoras de párvulos está definido por el Ministerio de Educación.
“Debe tener capacidad de comunicación oral y escrita muy efectiva”, apunta la académica Carolina Bravo, investigadora del Programa de Formación Docente de la Universidad de Talca, como una de las habilidades clave; unido a capacidad creativa, espíritu emprendedor e innovador en la educación.
Por su parte, la directora de la Escuela de Educación Parvularia de la Universidad Católica del Maule, Marcela Bertoglio, agrega que son deseables también la vocación social y habilidades de gestión, puesto que “se trabaja en una triangulación bastante fuerte: trabaja con el niño de una manera muy directa, con la familia, y con el recurso humano que son los técnicos”, explica.

CAMPO LABORAL
El campo laboral para esta profesión es visto como asupicioso, ya que desde ahora mismo una educadora no alcanza a titularse cuando ya recibe ofertas de trabajo.
En cuanto a la parte económica, la inclusión en la Carrera Docente ha sido un significativo paso adelante. En la actualidad ya gozan de sus beneficios las educadoras que se desempeñan en prekinder y kinder en establecimientos municipales. Para profesionales que se desempeñan en otros regímenes, hay otros plazos con el 2026 como fecha final.

LA DISCUSIÓN
POR EL NÚMERO
Otro aspecto relevante es la cantidad de niños que debe atender una profesional. En la actualidad la normativa chilena establece que el máximo es de 42 párvulos por educadora. En tanto la propuesta que está realizando actualmente Educación 2020 es de 14 niños por educadora.
Para Carolina Bravo la rebaja de la cantidad de niños por sala es un objetivo relevante, que tampoco se podría suplir con la incorporación de más técnicos, porque “la educadora es quien diseña un espacio educativo”.

Daniela Bueno

Volver

Comentarios