Martes, 24 de Abril de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Joven sanclementino cumplirá su sueño

Del campo a Harvard

Alberto Inzulza Galdames es estudiante de Odontología en la Universidad Finis Terrae en Santiago. Cuenta que durante dos meses recibirá formación con la que espera obtener herramientas para desarrollar a futuro su vocación social.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 20 de Junio 2016

TALCA.- A sus 24 años, Alberto Inzulza Galdames, estudiante de Odontología de la Universidad Finis Terrae, tenía un gran sueño en la vida: llegar a la Universidad de Harvard. Tanto así que el año pasado viajó a la ciudad de Boston, Estados Unidos, con el fin de preguntar ahí mismo sobre las posibilidades que tenía de poder llegar algún día a estudiar allá. Hoy, tras un exigente proceso de postulación, está a días de comenzar a vivir su sueño.

Pero su historia tiene un ingrediente que llama la atención. El ex alumno del colegio Andes de Talca, es oriundo del sector de El Colorado, en San Clemente, sus padres se dedican al trabajo agropecuario y es el primero en su familia en llegar tan alto. Literalmente, la aventura de Alberto es “del campo a Harvard”.

 

MOTIVACIÓN SOCIAL

Alberto cuenta que llegó a estudiar Odontología porque cuando pequeño veía a muchas personas de su entorno que perdían sus piezas dentales o sufrían otros problemas estéticos. Así se dio cuenta que “la salud bucal participa de la satisfacción de las personas no solo a nivel fisiológico, sino también en la aceptación social y la realización personal”.

El tema lo ha preocupado en su formación académica. “Yo siempre he entendido el tema de la salud bucal como un tema de salud pública”, explica, pero con desilusión ha visto que la teoría no siempre se acompaña de lo que sucede en la realidad, donde ha podido constatar que “falta mucho aún” por avanzar en esta materia.

Por lo mismo la formación que recibirá en Harvard será sobre esta materia. “Es un intensivo de dos meses que involucra estudios sobre mejoras en el sistema de salud público, sobre los sistemas de salud pública globales, metodología de la investigación e infectología”, explica.

En última instancia, lo que Alberto espera es obtener más herramientas para su profesión, cuya función la describe con entusiasmo e idealismo. “La odontología puede y debe ser una hermosa carrera que traiga alegría a muchas personas, en definitiva, debemos exigir que la sonrisa deje de ser un privilegio y se vuelva un verdadero derecho”, dice.

 

CÓMO LOGRAR LOS SUEÑOS

Alberto también se siente motivado en estos momentos, tan felices para él, de poder contarle a las personas, especialmente a los jóvenes como él, que los sueños pueden hacerse realidad, y que solo hay que movilizarse por ello.

En su caso también reconoce que recibió mucha ayuda, ya que para financiar su estadía, han aportado recursos su universidad y varios miembros de su familia.

Además, sus aspiraciones continúan, ya que al finalizar sus estudios de Odontología, espera volver a la Región del Maule y aportar desde acá con su profesión ¿Por qué esta decisión? Él dice que gracias a su familia, y especialmente a su abuela –una dueña de casa que cuenta, es la más orgullosa por el logro de su nieto- tiene muy arraigado el amor por el campo y la Región del Maule.

 

Daniela Bueno

 

Visión sobre la práctica de la Odontología

Como joven comprometido con la política -es militante de Revolución Democrática- Alberto Inzulza también ha desarrollado una visión crítica sobre la práctica de la Odontología en Chile, la que según él “necesita una transformación urgente”, que comience por “un examen nacional para el ejercicio de la profesión y acreditación obligatoria de la carrera”.

Desde lo público, “un aumento de la cobertura con la contratación de más profesionales, especialmente en atención primaria de salud, y una apertura de Fonasa odontológico, para lo que se requiere urgentemente una reforma al sistema de Isapres, para contar con los recursos necesarios en el sector público”.

En lo privado, añade, cree que se necesita “una fiscalización efectiva en cuanto a criterios de atención, calidad y sistema de contratación de los odontólogos”.

 

El prestigio de Harvard

La Universidad de Harvard es considerada según varios rankings como la mejor universidad del mundo. A la fecha cuenta con 379 años de historia y tiene como promedio unos seis mil 700 estudiantes de pregrado y unos 14 mil 500 de posgrado.

 

 

Volver

Comentarios