Jueves, 23 de Mayo de 2019
Intendente hizo pública grave irregularidad

Denuncia pone en duda avances del proyecto Santuario del Carmen

Cuando se pensaba el pronto reinicio de las obras, surgió sorpresivamente la denuncia de documentación presuntamente falsa o adulterada, que habría presentado la empresa que se adjudicó la última licitación.

Periodista: Mauricio Poblete - Fecha de Edición: 16 de Mayo 2019

El historial de controversias generado en torno a la reconstrucción del Santuario Iglesia del Carmen de esta ciudad parece no detenerse. Ello porque cuando se habían zanjados los problemas y se anunciaba el reinicio de las faenas, se habría descubierto -según el intendente del Maule, Pablo Milad- que la empresa que acababa de adjudicarse el contrato habría falsificado documentación para ganarse el proyecto por casi 350 millones de pesos.

 


La reconstrucción de uno de los mayores templos católicos de Curicó surgido tras el terremoto del 2010 y ha debido sortear por una serie de problemas con empresas que han abandonado las obras, así como polémicas entre autoridades locales por la forma en que se utilizaron los dineros del Consejo Regional (GORE) en la restauración.

 


Ahora se suma la aparición de documentos eventualmente falsos o adulterados por parte de la empresa que se adjudicó la última parte de las obras, según informó Milad, dichos que –además- terminaron por desatar una nueva controversia, en especial, entre el municipio de Curicó y dos consejeros regionales que fueron los votos de rechazo a la aprobación de 347 millones para terminar la reconstrucción.

 

 

HABLA MILAD
En torno a la empresa que “se ganó esta licitación, (los técnicos del gobierno regional) se percataron que había documentación falsa, que se adulteró un documento público, lo que es una falta grave. Por ello, esto va a ser judicializado a través del Serviu y fomentado por quien habla, ya que no podemos aceptar una falsificación”.

 


La autoridad ahondó aún más en la polémica situación, señalando que de tres certificados presentados por la empresa “uno es original y legal, pero los otros dos adulterados con la firma del mismo funcionario, quien determinó que es su firma, pero que los documentos no corresponden al registro del Serviu. Es decir, se escaneó la firma y se pegó en un documento que no correspondía, lo que es una falta grave, porque es falsificación de documento público que está penado por la ley”, aseveró.

 

 

A LA FISCALÍA
El intendente añadió que lo que procede en estos casos es que la municipalidad oficie a la empresa, para notificarla “que no va a ser posible esa adjudicación, porque debiera ser adjudicada a la empresa que sigue en el orden correlativo de la licitación, es decir, la que estaba en segundo lugar”.

 


Anunció de paso que los antecedentes de la situación pasarán ante el Ministerio Público con una denuncia en la fiscalía. Precisó Milad que la presunta irregularidad en que habría incurrido la empresa fue detectada en la revisión respectiva que realiza “un equipo del Gobierno Regional”, específicamente, de la Dirección de Presupuesto”, acotó.

Volver