Martes, 21 de Mayo de 2019
La ruta salió desde el río Claro en Talca

Deportistas recorieron el río Maule para recuperar su importante valor turístico

El recorrido de la actividad “Maule Río Abajo” es de 100 kilómetros hasta Constitución. No tiene fines competitivos, por lo cual, reunió a adultos y jóvenes.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Noviembre 2018

TALCA.- Desde el río Claro arrancó, por la mañana de ayer, el evento “Maule Río Abajo”, una actividad organizada por Universal Kayak, con la idea de recuperar el valor turístico y admirar la belleza natural del afluente.


Fueron unos 30 deportistas de edades tan variadas como ciudades de procedencia, los que partieron desde el río Claro, cerca de las 11 de la mañana, para avanzar los primeros 50 kilómetros desde el punto de partida hasta González Bastías, donde los participantes en un campamento se reunieron con otro grupo de atletas, para compartir experiencias en un ambiente de camaradería.


Que el deporte sea la manera de alimentar el río Maule como atractivo turístico es la meta fijada por los organizadores en esta edición de “Maule Río Abajo”. “Esto es un evento deportivo, turístico y medio ambiental. Tenemos como objetivo final poner en valor todo lo que implica el río Maule y su cuenca, porque creemos que no ha sido lo suficientemente difundido, para la importancia que tiene. Pensamos que merece un poco más de difusión. Creemos que hay que tener cuidado con las intervenciones que se le hacen al río, por lo tanto, hay que estar siempre alertas para que se conserve como está. Y las comunidades aledañas también tienen una historia importante qué contar en el aspecto cultural e histórico”, explicó el representante de Andes Connections, Leonardo Albornoz.


El río Maul, como “lo más potente que tiene la región”, en opinión de Albornoz, no ha sido tratado con la relevancia que amerita. “El afluente y toda su cuenca -dijo- es un lugar sumamente importante, por lo cual, debemos protegerlo y cuidarlo, algo que no hemos sabido hacer hasta el momento. No hemos sido lo suficientemente cuidadosos, porque se le ha intervenido en muchos lados. Queremos conservar el patrimonio, que la gente del ramal tenga de una vez por todas la ayuda que se le ofrece y que nunca llega. En la ciudad se escuchan miles de proyectos para el ramal, pero no pasa nada”, dijo.
Una vez terminada ayer la primera etapa, en González Bastías, se tiene previsto que la ruta continúe hoy hacia Constitución, el destino final, después de haber completado más de 100 kilómetros. Sin embargo, por el posible aumento del caudal debido a las lluvias y al vertimiento programado del embalse Colbún, autoridades de Carabineros pidieron a la organización del evento que se suspendiera esta segunda etapa, lo que se evaluará de acuerdo a la condición del río.


EMOCIÓN
Para unirse a la convocatoria era necesario tener nociones de canotaje, pero no era limitante ser experto, justamente, porque la actividad no tiene fines competitivos y el rango de edad para inscribirse partía desde los 14 años.
Tales condiciones llevaron a que desde el río Claro tomara los remos un grupo variado, esto es, desde estudiantes del taller de canotaje del Instituto Técnico Superior de Constitución, hasta veteranos provenientes de Viña del Mar, en la Región de Valparaíso. Todos, pese a las diferencias de edades y experiencias, los motivaba un elemento común: la emoción de recorrer el río Maule, en muchos casos, por primera vez.
“Esto para mí va a ser lo máximo”, dijo Luis Cortés. A sus 67 años, es la primera experiencia de más de cuatro horas continuas de remo en un kayak.

 

Marlyn Silva

Volver