Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Familia pide ayuda para adquirir una camilla

Después de casi dos años postrada, Gloria pudo decir mamá

El 18 de noviembre de 2015 un accidente acabó con el sueño de la joven que postulaba a la PDI

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 21 de Julio 2017

TALCA.- Han sido los momentos más complicados y dolorosos en la vida de Gloria Méndez Jorquera. Desde hace un año y ocho meses, la familia de la joven ha pasado por tiempos críticos en lo económico y emocional, tras un grave accidente ocurrido el 18 de noviembre de 2015, hecho que se produjo a metros de la pasarela ubicada en calle 11 Oriente y 2 Norte, frente al  Centro Regional de Abastecimiento (CREA).

Ese miércoles por la mañana caminaba acompañada de su madre, Nancy Jorquera. Ambas cruzaron por un paso no autorizado, pero que fue habilitado por los propios vecinos del sector que transitan a diario por el lugar. La joven, al momento de cruzar perdió el equilibrio y cayó de al menos seis metros de altura, golpeándose la cabeza al tocar el pavimento. Minutos más tarde fue trasladada al Hospital de Talca, donde fue operada durante más de cinco horas por el neurocirujano Reinaldo Torres.

La muchacha había pasado todas las pruebas de postulación a la escuela de Policía de Investigaciones (PDI). Dos días después de la tragedia,  Gloria debía asistir a la entrevista final del proceso. La ex alumna del Liceo Latinoamericano de Talca permaneció hospitalizada durante un año y 10 meses. En septiembre de 2016 volvió a su anhelada casa, pero esta vez en estado de postración, la vida y sus sueños se destruyeron en segundos.

El padre de la joven, Julio Méndez, quien se gana la vida trabajando en el CREA, con voz quebrantada y sus ojos empapados de lágrimas, recuerda lo sucedido y se emociona con la evolución de su hija.

Julio Méndez se refiere a los primeras señales de habla que presentó Gloria hace algunos días, señalando que “sus primeras palabras fueron mamá. Posterior a eso decía las vocales, la escuchamos y nos emocionamos como familia, porque nunca lo esperábamos, teníamos fe, pero esto nos sorprendió”.

 

CAMILLA

Su hermana mayor, Natalia, comenta sobre la falta de preocupación que existe respecto a los pacientes postrados,  ya que mantener a su hermana “conlleva un gasto económico gigante, y eso la salud pública no lo da”. Acota que mensualmente la familia gasta más de quinientos mil pesos, incluyendo 60 mil cuando deben recurrir a una doctora particular. También señala que si bien tienen un kinesiólogo asignado por parte del hospital, éste “nunca viene”.

En estas condiciones, complicadas por la falta de recursos, la familia de Gloria hace un llamado a las autoridades para que los ayuden. Especialmente para la adquisición de una camilla, pide su padre, ya que “la que tenemos está quebrada y reforzada con palos”. También requieren de un colchón en buen estado que facilite su cambio de posición cada dos horas.

Otros gastos son los de una bomba de aspiración, cuyo costo bordea los 600 mil pesos; tres cajas mensuales de sondas de respiración (150 mil), y otros, como alimentación y pañales.

La evolución de Gloria Méndez ha ido de menos a más y la familia espera que, con el apoyo de las autoridades,  la joven pueda seguir recuperándose.

 

 

Teletón

Gloria asiste dos veces a la semana al Instituto Teletón, tras la insistencia de la familia, ya que su madre acusa que “el fisiatra se negó derivar a mi hija a la Teletón, con la excusa de que no sacaban nada con llevarla. Nunca nos entregaron el papel que la institución nos pedía para llevar a Gloria a los beneficios que entrega”.

 

 

Cristián Quezada

Volver

Comentarios