Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Laicos enviarán carta al Papa Francisco pidiendo cambios

¿Destituir obispos mejoraría el escenario en la Iglesia chilena?

Teóloga y sociólogo explican sus versiones sobre el desafiante escenario que afronta la iglesia católica en el país y las eventuales opciones de recuperación.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Abril 2018

TALCA.- Sus nombres y dichos recientes han protagonizado los medios nacionales: Tomislav Koljatic y Horacio Valenzuela, reviven en la agenda pública sus vínculos con su formador Fernando Karadima, siendo relacionados sus nombres a posibles remociones desde Roma.
“El punto es si tal vez yo no fui lo suficientemente lúcido para comprender lo que estaba ocurriendo y, si es así, evidentemente tengo que asumir esa responsabilidad”, son parte de las palabras de Koljatic ante medios nacionales.
A sus palabras, se suma Valenzuela, quien hizo un mea culpa. “Me equivoqué al no darme cuenta de que pasaban cosas malas, como pasó durante el gobierno militar también, que hubo mucha gente que no supo lo que pasaba y no eran culpables, simplemente no supo, pero eso se lo vamos a dejar a Dios”.

¿DESTITUCIÓN?
Durante el fin de semana, la Coordinación Nacional de Laicos determinó enviar una carta al Papa Francisco solicitando una renovación en la Iglesia con cambios importantes, según explicó Gustavo Madrid, vocero local.
“Hay que pedirle al Papa fomentar la pérdida del miedo y fomentar la autonomía en el criterio de cada persona, empezando por los Obispos, Diáconos y Sacerdotes. No puede ser que tengamos miedo a una autoridad religiosa”, dijo Madrid.
La materialización de cambios, significaría un aporte en la opinión pública, según explicó el sociólogo Rodrigo Assadi, director ejecutivo de Consultora Copraxis.
“Es importante, que los chilenos y chilenas e independiente de su postura hacia la religión, puedan quedarse con la sensación de que la Iglesia Católica hizo algo real y concreto tanto para sancionar a los sacerdotes involucrados y, asimismo que la Iglesia Católica realice y comunique cambios estructurales en su modo organizacional para frenar una cultura que actualmente es repudiada por los ciudadanos tanto creyentes como no creyentes”, dijo.
Desde otra acera, la doctora en Teología Sistemática Sandra Arenas, de la Pontificia Universidad Católica de Chile, explica que los cambios no se limitan al Obispado.
“La crisis eclesial escapa a solo concentrarnos en los obispos o discípulos de Karadima. Sin embargo, efectivamente el llamado de Francisco ahora debe conducir a un cambio profundo estructural en toda la institución que afecte al colegio episcopal y que afecte también al cambio en ciertas formas de funcionamiento institucional. Poder crear instancias institucionales que garanticen varias cosas, que haya más participación, que haya menos abusos de poder”, dijo.

ROL DEL LAICO
Considerando el panorama actual, el surgimiento de movimientos laicos ha tomado fuerza, sobre estos, Assadi explica que “actualmente la construcción de las demandas sociales por los movimientos sociales se estructura donde estos actores no pueden ejercer su acción y en este sentido toma relevancia que se genere una oportunidad al dialogo de ambas partes, en respeto al valor de la dignidad humana y particularmente poder lograr un espacio al entendimiento consciente”.
Sobre el rol de los laicos, Arenas, en tanto, destacó que estos no se subyugan a autoridades. “Me alegró de asistir a una época de madurez eclesial y madurez ciudadana en que la vocación laica y la vocación teológica permite decir que el Papa se equivoca y no es infalible siempre. Y él mismo lo ha dicho, los laicos hoy no tienen problema en exigir”, dijo.
Según explica, “hay un movimiento desde abajo que ha propiciado el movimiento desde arriba y eso ha llevado afortunadamente que se empiece a tomar en serio lo que en la iglesia llamamos el sentir del pueblo fiel, que es lo que piensa y vive el laico de a pie”, sostuvo.
A su juicio, el rol de los laicos también ha permitido dar cuenta que los Obispos, en cuanto a su rol mediador “no lo han hecho bien”. “Ha quedado en evidencia todos estos años que no ha sido escuchado (el sentir del pueblo fiel), ahora empieza a ser escuchado”, agregó.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios