Sábado, 17 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Municipalidad da cuenta de un plan de reinserción

Dilema por personas que pernoctan a las afueras del Terminal

Individuos en situación de calle que suelen dormir a las afueras del rodoviario hicieron una fogata a metros de un local comercial. Locatarios temen por la probabilidad de generación de un incendio.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Julio 2017

TALCA.- La permanencia y pernoctación de personas en situación de calle en las inmediaciones del Terminal de Buses de Talca, continúa siendo un problema para los locatarios del rodoviario. Una temática con amplía data y pocos avances, según explican.

Ayer, Noelia Herrera, locataria de un conocido comercio, dio cuenta de un hallazgo particular durante la noche, ya que personas en situación de calle habrían encendido una fogata a metros de la puerta de su local.

“Una fogata que puede incendiar todo el terminal. No podíamos abrir el local porque estaba lleno de borrachos y en las peores condiciones. La situación cada día es peor. Tenemos también la gente drogada que está por dentro, al público le da miedo pasar porque le piden plata”, dijo la mujer.

Tras la llegada de carabineros, las personas fueron retiradas del lugar. Pero, para Herrera el despeje de la vía no es un mecanismo suficiente. “Había (ayer) como 10 pero a veces hay muchos más. Dicen que es un país libre y no los pueden obligar y ellos no se quieren ir entonces quedamos igual”, comenta.

Otro locatario, quien no quiso identificarse, aseguró que muchas de estas personas cometen hurtos diariamente en los locales del terminal. “Constantemente andan pidiendo y uno le dice que no y se va a encontrar con una ensalada de garabatos. Ellos sacan lo que quieren no más”, dijo.

 

REINSERCIÓN

Nelson Apablaza, administrador del rodoviario, dio cuenta de un plan de trabajo que desarrolla la municipalidad para atender la situación, que consiste en su reinserción al mundo laboral.

“La idea es ir generando algún modelo para que nos pudiésemos hacer cargo de la situación de forma integral. No solo de tratar de alejarlas, sino entender la problemática de una manera mucho más profunda y poder ayudar a solucionar el problema a largo plazo”, señala.

Para ello, en las próximas semanas, el modelo iniciaría con dos personas en situación de calle, quienes trabajan como auxiliar de aseo y mantención en el terminal. “La idea es que en la medida de que vayan manteniendo ese apoyo social de las intuiciones y vayan reforzando digamos su nivel de instrucción paralelamente ir optando a mejores plazas de trabajo”, agregó.

En cuanto al despeje de las aceras, el administrador, aseguró que es mandato de Carabineros y no de los guardias de seguridad del rodoviario.

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios