Sábado, 22 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Desde la Intendencia se comprometen a buscar solución al problema

Disminuye caudal en zona baja de Canal Maule Norte a causa de sedimentación de roca volcánica

Alrededor de 350 agricultores se han visto afectados en los sectores Bramadero, Paso Nevado y El Colorado de San Clemente. Regantes deben presentar proyecto para atacar la problemática.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Abril 2018

TALCA.- Aunque a la fecha las cosechas de tomates y hortalizas que se realizan en los sectores Bramadero, Paso Nevado y El Colorado de San Clemente no se han visto afectadas, los regantes mostraron su preocupación por la disminución del caudal de agua en la zona baja del Canal Maule Norte a causa de la sedimentación de una roca de origen volcánico, denominada Pumita, mejor conocida como piedra pómez.
Según explicó José Manuel Silva, presidente de la Junta de Vigilancia del Río Maule y del Canal Maule Norte, este tipo de rocas siempre ha estado presente en el cauce, pero en los últimos dos meses se ha incrementado su acumulación, sobre todo en los canales finales, perjudicando la cantidad de agua que reciben los regantes.
“Son 3000 hectáreas y 350 agricultores los afectados, porque si hay un daño al riego, hay un daño a la siembra, los cultivos necesitan agua en los momentos oportunos”, aseguró Silva, quien la tarde de este martes participó en una reunión en la sede del Gobierno Regional con el intendente Pablo Milad junto a representantes de las seremías de Agricultura y Obras Públicas (MOP) y la Dirección Regional de Aguas (DGA).
Según explicó Enrique Ugarte, director de la Dirección Regional de Aguas (DGA), la semana pasada en helicóptero se accedió a la zona donde se cree se origina el problema a más de 1600 metros de altura, en la Laguna El Blanquillo, cerca del volcán “Descabezado”, donde se evidenció que el pretil que contenía los sedimentos se rompió, sin embargo, aseguró que deben realizarse estudios más profundo para llegar a la raíz del problema.

POR AIRE
El presidente del Canal Maule Norte contó que desde la semana pasada los agricultores, para tratar de hacer frente a la problemática, han arrendado maquinaria pesada para realizar limpieza de los caudales, “pero esta no es una solución efectiva, hay que atacar el problema en El Blanquillo para que en los años posteriores no se empeore la situación y para ello hay que aprovechar el invierno”.
Al respecto, el intendente Pablo Milad dijo conocer la problemática desde la semana pasada y tener la disposición de trabajar en soluciones. Tras la reunión realizada el día de ayer pidió a los regantes elaborar en conjunto con los entes gubernamentales un proyecto. “En la zona se debe hacer una obra civil aérea, nétamente con helicóptero, porque debido a las condiciones del terreno no se puede abordar de manera terrestre. Para ello pedimos a las empresas afectadas a que sumemos esfuerzos”.
Ugarte explicó que hasta ahora se desconoce si el pretil de la laguna que retenía los sedimentos de Pumita se generó y rompió de manera natural y qué otras situaciones podrían afectarlo. “Por ahora vamos a enfocarnos en restituir el pretil para disminuir la problemática. El estudio de la zona lleva tiempo y con ello vamos a ampliar la solución”.

Desarenadores
La seremi de Agricultura, Carolina Torres, aseguró que están trabajando para darles todo el apoyo posible a los más de 300 regantes afectados. “La idea es atacar la parte alta del Canal Maule Norte, esperaremos que nos entreguen los proyectos para dar mayores datos de cómo vamos a abordar el tema, pero hemos pensado en la incorporación de un desarenador para que las piedrecillas, que son inocuas, no lleguen a las zonas bajan y perjudiquen el caudal. Sabemos que las últimas semanas los regantes han tenido que invertir en limpieza de cauces, en cambio de boquillas y filtros, porque la piedra pómez está causando estragos”.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios