Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
A propósito de los dichos del Ministro de Educación

Diversas visiones en torno al gran debate del “bingo”

Aunque el Gobierno quiere dejarlo atrás, siguen los ecos de las expresiones de Varela, tanto con detractores como con partidarios.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Julio 2018

TALCA.- Un par de frases del ministro de Educación, Gerardo Varela, han desatado una polémica que se arrastra desde el lunes. El impacto lo evidencia que el día de ayer el presidente Sebastián Piñera dio una señal de la necesidad de dejar atrás el tema declarando a propósito de este caso y el del ministro de Economía, José Ramón Valente, que “son anécdotas que deben quedar en el camino”.
Lo cierto es que muchas fueron las reacciones a propósito de que el ministro Varela dijo que todos los días recibe “reclamos de gente que quiere que le arreglemos las goteras del techo o una sala que tiene el piso malo”.
“Entonces, yo me pregunto, ¿por qué no hacen un bingo?”, sostuvo la autoridad, agregando que eran los riesgos del asistencialismo.
En el plano local también las hubo, y tanto a favor como en contra.

DIVERSAS OPINIONES
Para el alcalde de Pelarco, y presidente de la Asociación de Municipalidades del Maule, Bernardo Vásquez (UDI), las declaraciones fueron “desafortunadas”.
“Creo que la infraestructura de los colegios es una responsabilidad no solamente de los sostenedores que en este caso son los municipios, sino también del ministerio”, indicó, agregando que en este tema deben quedar excluidos los padres, quienes más bien deberían tener el rol de cuidar estos recursos o infraestructura.
“El ministerio literalmente no le puede sacar el potito a la jeringa, el ministerio debe estar ahí con los recursos para que podamos arreglar la infraestructura de tantos colegios. Hay muchos colegios que están en deplorables condiciones”; añadió.
Desde la vereda opuesta, la jefa DAEM de Curicó, Paulina Bustos, quien a propósito de las bajas temperaturas señalaba hace un par de días que si bien la mayoría de los establecimientos cuenta con estufas, en los casos en que no las hay, podrían financiarlas los propios apoderados.
“Antiguamente los apoderados tenían una participación mucho mayor en cada una de las iniciativas del colegio. Si el colegio no tienen recursos económicos, júntense, hagan un bingo, hagan distintas actividades, compren una estufa para cada sala”.
“A nosotros el Estado no nos entrega recursos para eso. Sí nos entregó para la campaña “Movámonos por la educación pública\' y algunos colegios fueron visionarios y compraron estufas”, agregó.
Desde la perspectiva de los apoderados, la presidenta regional de la Asociación de Apoderados de los Colegios de Fide (colegios particulares subvencionados), Patricia Olave, indicó que al menos en la realidad de los subvencionados los apoderados aportan a los establecimientos, lo que no significa que se financie toda una obra, sino sólo como un complemento. “El Estado tiene que hacerse cargo de las necesidades”, opina.
Distinto es -acota- cuando hay un problema de infraestructura causado por la acción de algún niño, situación en la que según dice, los padres deben hacerse responsables.

Daniela Bueno

Volver

Comentarios