Jueves, 18 de Octubre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
No había procuramiento de órganos provenientes de la región desde el 2010

Donante cadáver maulino salva la vida a tres pacientes

Con el consentimiento de los familiares del donante de Longaví, se pudo realizar un trasplante de riñón a una maulina y beneficiar a otras dos personas con hígado y riñón.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 17 de Septiembre 2018

TALCA.- Hasta el pasado viernes existía una lista de espera de 180 trasplantes de riñón en la región del Maule. Un día después esta cifra bajó al menos en uno, gracias a un procedimiento realizado en el Hospital de Talca que benefició a una mujer de 30 años que debía dializarse tres veces a la semana desde hace dos años.
Pero junto con esta buena noticia, el equipo médico del recinto asistencial destacó, especialmente, el hecho de que se tratara del primer donante cadáver originado en el Maule desde el 2010.
El sábado se realizó el complejo procedimiento en el Hospital Regional de Talca, gracias a un donante cadáver de 52 años proveniente de Longaví, quien pudo mejorar la calidad de vida a tres pacientes en lista de espera con un trasplante de hígado y dos de riñón.
La beneficiada maulina fue Ingrid Escudero proveniente de Colbún. Los otros dos órganos fueron para pacientes de otras regiones.
“ES UN HITO”
“Este trasplante es un hito, porque es el primer donante cadáver procurado en casa. Gracias a la generosidad de una familia de Longaví que donó los órganos se pudo salvar tres vidas, no más porque tenía un grupo sanguíneo que no es habitual en nuestra población chilena. Es el primero que se procura acá -después del terremoto-, y se queda acá”, precisó Francisco Dubournais, cirujano de trasplante del Hospital Regional de Talca.
El galeno explicó los detalles del procedimiento. “El sábado a las 5:00 de la mañana llegó el equipo de Las Condes, como a eso de las 9:00 de mañana sacamos los riñones y se quedó un riñón en casa, el otro se fue al Hospital Barros Luco (Santiago), los dos receptores están afortunadamente bien, evolucionando a las pocas horas de trasplantados, el del hígado también está bien”.

PROCURAMIENTO
Recordemos que el procuramiento es el proceso que comienza con la detección de un potencial donante fallecido y las posterior extracción de sus órganos. Lo que permite convertir donantes potenciales en donantes efectivos. Este último es aquél que donó órganos que efectivamente pudieron ser trasplantados.
“El procuramiento siempre es una cirugía relativamente larga. Partimos a las 9:00 de la mañana y terminamos a las 12:00 horas y tienen que ir a Santiago, al Instituto de Salud Pública, para hacer un cross-match (prueba cruzada) y ver la compatibilidad que tiene el donante con el potencial receptor, de ahí se informa, se ubica el donante y se trasplanta”, dijo Dubournais.
Añadió que la cirugía del trasplante fue un poco más larga debido a que se realizó una cirugía de banco antes de empezar a operar a la paciente, quien ha evolucionado bastante bien según precisó el médico.

“A MI HERMANA LE LLEGÓ UN MILAGRO”
Damaris Escudero, quien esperaba en los pasillos del HRT por el parte médico de su hermana, estaba notablemente conmovida y feliz de saber que la vida de Ingrid dio un giro luego de pasar dos años agobiados entre cada diálisis que debía realizarse en Linares, algo que según cuenta, la limitaba cada vez más.
“Nosotros no la veíamos con muchas expectativas, aparte de que ella es mujer, tenía que dializarse tres veces a la semana, tenía que dejar a sus niños solos y ya ella estaba agotada de la diálisis, ya estaba a punto de tirar la esponja y le llegó este milagro por así decirlo”, dijo la hermana de la paciente.
El estar del lado de las personas con familiares en lista de espera para recibir trasplante de órganos, cambió la vida de la familia Escudero, pues ahora son partidarios de ser útiles después de la muerte con la donación de órganos.
“Que la gente lo converse en casa, porque yo antes era partidaria de no donar, pero cuando se enfermó mi hermana ya lo pensé y es como darle vida a otra persona. Tenía miedo de que pensaba que me iría sin nada. Pero ya es un tema conversado, porque así como le salvaron la vida a mi hermana se la pueden salvar a muchas personas más”, comentó Escudero.

FALTA DE SENSIBILIZACIÓN
Las estadísticas indican según el doctor Dubournais, que por cada millón de habitantes debería haber al menos 11 donantes al año en la Región del Maule, algo que no se cumple y que atribuye al desconocimiento por parte de las personas.
“Algo pasa en el Maule que no se está donando lo que debiera, yo creo que no se está conversando el tema, hay desconocimiento y muchas cosas, no hay sensibilización en la población acá. Este año es el quinto trasplante donante cadáver y cuatro han llegado de Santiago”, precisó. Siendo el Mes del Donante, el llamado cobra fuerzas, por lo que el médico instó a las familias a informarse sobre la donación de órganos.

Anaís Duque

Volver

Comentarios