Lunes, 28 de Mayo de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Pan y bebida es lo que más se vende

Durante feriado almacenes duplican sus ventas

Ante el cierre de las cadenas de supermercado durante los feriados, los almacenes se convierten en la alternativa que “salva” a clientes y en una “mina de oro” para comerciantes

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Septiembre 2017

TALCA.- Mientras unas familias comparten las fechas patrias con un asado, otras tantas disfrutan trabajando. Esto es lo que sucede en los almacenes, que durante este 18 y 19 de septiembre se convierten en la única alternativa para realizar compras de último momento. Con el aumento de la clientela llega también el aumento de las ventas, por lo que en un día la “empresa familiar” puede dar las ganancias de lo que se realizaría en dos días de labores normales.

Entre un 30 y 40% aumentan las ventas cada feriado asegura Viviana Castro, del Almacén Tío Floro. “Desde días antes los vecinos comienzan a preguntar si laboraremos. Ya tenemos ocho años trabajando todos los feriados y convirtiéndonos en la alternativa de compra de quienes viven en las villas cercanas”, expresa la cajera. Para no dejar pasar las fechas patrias y compartir con la familia y los clientes habituales, realizan un asado el 17 de septiembre.

 

VAN POR EL PAN

El pan, las bebidas y licores son los artículos más solicitados en los almacenes, razón por la cual en el Supermercado Nicolás debieron aumentar la producción de pan para así tener disponible el alimento disponible hasta las 23:00 horas cierran. “Para estas fechas tenemos que hornear más de 300 kilos de pan porque las ventas se triplican”, contó Luís Parra, quien junto a su señora, hijos y sobrinos tienen más de 11 años abriendo el local durante las Fiestas Patrias.

El comerciante cuenta que trabajar los feriados es un esfuerzo que vale la pena ante una economía poco favorable para los negocios pequeños. “Si bien lo hacemos para generar mayores ganancias, porque se puede vender hasta el doble de un día cotidiano, también tratamos de disfrutar en familia, así sea almorzando juntos o compartiendo un asado al cerrar la tienda. Tratamos de compensar el descanso de este día con otro, este año decidimos ir el próximo jueves a la playa”.

 

365 DÍAS DE ESFUERZO

Desde las cinco de la mañana la familia González comienza a trabajar. Al menos ocho de sus integrantes se dedican a atender el Supermercado San Antonio que se encuentra abierto a la clientela los 365 días del año. Cuenta Luis González que durante la semana tratan de organizarse de manera tal que todos puedan descansar, pero en los feriados, debido al aumento de las ventas entre un 20 y 30%, todos deben unir esfuerzo y atender la tienda.

“El horario es el mismo, desde las 8:00 a las 22:00. El mayor flujo de personas lo tenemos entre las 11 de la mañana y las 15:00 horas, así como entre las 19:00 y 21:00 horas cuando la gente baja del Cerro La Virgen y viene por su once”. Tener un hijo en la universidad y otros en los colegios, se convierte en el motor que impulsa a la familia a no distinguir entre un feriado a un día normal. 

 

No les importa pagar demás

 

A pesar de organizarse con tiempo en la compra de productos para la celebración de las fechas patrias, Oswaldo Valdez cuenta que hay detalles que se escapan y deben ser suplidos de urgencia en los almacenes, a pesar de que se puede pagar un porcentaje mayor por ellos que al que se encuentran en los supermercados. “A pesar de que se encuentra solo un poco más caro, sigue siendo rentable”.

Adela González, clienta, concuerda con que se paga un poco más por los productos, pero destaca que para alimentos como el pan y las bebidas no se puede escatimar, pues deben estar presentes en la mesa de los talquinos a diario. “Los almacenes colaboran con nosotros para abastecernos y nosotros con ellos comprando”

 

Fraymar Pagua Rojas

 

Volver

Comentarios