Lunes, 18 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Comuna del Maule

El drama y la angustia de los habitantes de Villa Cobín tras luchar contra el fuego

Se estima que más de diez viviendas fueron consumidas por las llamas. Vecinos y bomberos trabajaron por horas en el lugar del incendio

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Enero 2017

TALCA.- Verdaderas horas de angustia vivieron los vecinos de Villa Cobín, en la comuna de Maule, tras ver cómo el descontrolado fuego consumía sus pertenencias el pasado martes. No quedó nada, todo fue devorado por las llamas: casas, animales, cultivos y maquinarias de trabajo. Quien aceptaba ser entrevistado por este rotativo, dejaba vislumbrar un rostro de desolación, tristeza y desanimo.

Pedro González, habitante del sector, confesó que vivió un día “bastante complicado”. Estuvo trabajando como voluntario junto a los bomberos, pero reconoce que, a pesar de la ardua faena, el fuego no tuvo compasión. “Nosotros no perdimos nada, gracias a Dios; pero otros vecinos sí (…) La familia pasó la noche en una iglesia y ahora estamos acomodando todo porque declararon zona catástrofe y desalojamos con nuestras cosas”.

Asimismo, informó que unas cien personas aproximadamente estaban trabajando en la zona afectada. Sin embargo, percibió que los bomberos “estaban totalmente agotados, apenas podían mantenerse en pie”.

 

CERROS ALEDAÑOS

Alrededor de las 08.00 horas inició el incendio en los cerros aledaños al sector. Sin embargo, fue a las 11.00 cuando las intensas ráfagas de viento provocaron que el fuego se propagara rápidamente. A pesar del considerable trabajo que Bomberos de Talca realizó en la zona junto a los vecinos, no pudo evitarse la devastadora marcha de las llamas.

Ante la fatídica situación, autoridades decretaron zona de catástrofe y pidieron a los habitantes el pronto desalojo de sus viviendas. Algunos se vieron en la necesidad de pernoctar en la Escuela Básica de Colín. Otros, en cambio, acudieron a casas de sus familiares. Decenas de camionetas podían verse transitar cargadas de los pocos muebles que las personas recogieron.

Armando Leppe, gobernador de Talca, informó que las autoridades “se encuentran haciendo los primeros catastro para asistir con ayuda en forraje para los animales y mangueras para reponer el servicio de agua de viviendas apartadas ya que el incendio destruyó las redes de distribución en los sectores rurales”.

 

HISTORIAS

El joven Bastián Silva Rojas no corrió con la misma suerte de Pedro González. A Bastián le tocó presenciar el desgarrador momento en el que sus padres perdían todo. “Yo vivo en Talca, pero mi familia siempre ha estado acá”. Confesó estar muy deprimido “pues el incendio forestal arrasó con todo (…) Nadie imaginó que el fuego llegaría tan lejos, en cuestión de minutos acabó con todo”. En este sentido, indicó que también perdieron las máquinas para trabajar en los cultivos.

La señora Elcira Ibarra también sufrió los estragos del incendio. Junto a su esposo miraba desconsolada lo que quedaba de su hogar: cenizas y escombros. El fuego, además, acabó con la vida de sus animales (ocho caballos). “Esto es peor que un terremoto porque, en un terremoto, se cae una pared o el techo de la casa, pero con este incendio lo hemos perdido todo”.

VOLUNTARIADO

La Escuela Básica de Colín funciona como albergue tanto para las personas que perdieron sus hogares, como para los bomberos. Ahí se encuentra un grupo de 20 personas aproximadamente, dispuestas a prestar  la ayuda necesaria. “Estamos dándole alimentos a los funcionarios y a los damnificados, preparamos almuerzo, cena, colaciones (…) Le pedimos, por favor, a las personas que contribuyan con frutas y bebidas energéticas”, informó Yanitza Gómez Quinta, integrante de una agrupación de boy scouts.

Volver

Comentarios