Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia moderada
Años de lidiar con la burocracia

El esfuerzo familiar tras el caso de la joven con dificultades en la visión que dio la PSU

Claudia Lagos Toledo es la única en la región que fue asistida para rendir la PSU a través de una hoja con letra más grande, y la opción de que una persona le leyera las preguntas. A contar del próximo año habría más facilidades para las personas con discapacidades en este proceso.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Noviembre 2016

TALCA.- En el proceso de rendición de la PSU en la región, en el Liceo Amelia Courbis, había un puesto donde llamaba la atención una hoja de mayor tamaño y en la que se advertían también letras más gruesas y grandes; además de una persona que en su calidad de asistente, estaba atenta a cualquier consulta. Y allí estaba Claudia Lagos Toledo, joven de 18 años, oriunda de la comuna de Maule, cuyo sueño es estudiar Psicología, y que fue el único caso en la región que recibió este apoyo.

La razón de la diferencia en la hoja es que Claudia tiene artritis reumatoide juvenil, a raíz de lo cual desarrolló uveítis- inflamación de la capa media del ojo- una condición compleja que la mantiene con muy baja visión. Hay dos costosos medicamentos que impiden que esté por completo ciega, y además postrada en cama producto de las deformaciones óseas propias de la enfermedad. Para llegar al momento de dar la PSU nada ha sido fácil y su historia habla del profundo amor de su familia que ha hecho de todo para impulsarla a seguir adelante.

Y ella ha respondido. Así, lo cuenta su madre, Ivonne. “Cuando estuvo en Séptimo Básico no pudo ir en todo el año al colegio, así que yo fui su profesora. Entonces el colegio me dijo ‘usted la prepara y viene solamente a dar pruebas orales\'. Todo el año dio pruebas orales y pasó con la mejor nota. ¿Sabes lo que es estar haciendo las cosas (de la casa) y leyendo libros? Ella siempre me decía, ‘ya, hay que estudiar; ya, estudiemos\'. Así que la perseverancia con la que la he criado desde chiquitita… ¡Para mí imagínate el máximo orgullo que es que esté dando la PSU!”, dice, emocionada.

 

GRANDES DESAFÍOS

Su madre recuerda que fue hace años, cuando Claudia debió dar el SIMCE, que ella pensó que su hija no tenía por qué quedar excluida. Después de todo era buena alumna y empeñosa. Fue así como comenzó a tocar puertas para lograr que la asistieran. Así logró que le asignaran a una persona para que le leyera las preguntas.

Para este proceso de la PSU de nuevo se pusieron en campaña y comenzaron una larga cadena de trámites que comenzó con las gestiones del colegio de Claudia, el Instituto Andrés Bello, del cual su madre agradece su constante apoyo. De ahí debió hablar con el secretario de admisión de la provincia de Talca, designado por el DEMRE, Rodrigo Luppi, quien le indicó todos los pasos a seguir.

Aparte de “un montón de exámenes”, le pidieron un “carnet de discapacidad” que ignoraban sería imprescindible para este proceso. “Uno también peca de ignorancia. Nosotros decíamos ‘para qué si el papá le solventa los gastos que ella necesita\'. Entonces cuando fuimos con el sr. Luppi dijo que uno de los requisitos era este carnet”, cuenta. A raíz de esto, tuvo que hacer “un montón de trámites más, un montón de papeles más. Y ahí empezaron las dificultades, porque de repente ‘que no está la hora, que no está el examen tal día\', y ¡ella estaba en proceso de pruebas!”.

Ivonne relata que el lunes pasado fue al Compin y se llevó la enorme sorpresa que todos sus papeles aún están ahí, es decir, no se ha avanzado nada en la tramitación. “Ojalá que cuando sea el momento de la matrícula ya esté, porque si no…”, no lo dice, pero seguro que se le viene a la mente más y más burocracia.

Por ahora entonces solo está la esperanza de que, si el puntaje se lo permite, Claudia pueda lograr finalmente aquello para lo que con tanto esfuerzo se ha estado preparando todos estos años, y para lo cual la familia ha luchado en cada paso.

 

PROYECTO

Afortunadamente se han anunciado cambios para que las personas con discapacidades puedan acceder más fácilmente a rendir la PSU.

De acuerdo al delegado del DEMRE para la aplicación de la PSU, Osvaldo Jirón, “se están rescatando hoy día con el concepto de inclusión la mayor cantidad de casos que se pueden ir enfrentando con ciertas características en las pruebas”. En esta línea hay un proyecto “que está comenzando a revisarse a través del DEMRE, y seguramente en la medida que vayan surgiendo casos seguramente se van a ir aplicando una serie de estrategias”.

 

BALANCE GENERAL

En tanto ayer en la tarde el delegado del DEMRE entregó un balance sobre lo que fue la aplicación de la PSU en la región en sus dos jornadas.

Señaló que el proceso se dio “en general con normalidad”, y que la única situación en que se debió consultar al nivel central fue porque una forma de la prueba de Historia, Geografía y Ciencias Sociales venía arrugada, y ante la posibilidad de que ello complicara la comprensión de los jóvenes se levantó esta inquietud, que finalmente fue desestimada por considerarse no relevante.

Por último, indicó que en la primera jornada se estimó un 12% de inasistencia.

Volver

Comentarios