Sábado, 25 de Mayo de 2019
Comida para todos los gustos

El fenómeno de los food trucks se abre espacio en Navidad

Carros de arrastre, camionetas y camiones adaptados para la venta de comida, ya se han convertido en una imagen común para muchos talquinos, convirtiéndose así en una clara opción para comer de manera asequible.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 24 de Diciembre 2018

TALCA.- Los food truck, o camiones de comida son vehículos acondicionados para elaborar y vender comida callejera. En ellos se preparan desde alimentos congelados o precocinados, hasta cualquier tipo de comida, ya que han sido adaptados con cocinas que permiten realizar cualquier plato desde cero.
Estos vehículos itinerantes trabajan en cualquier lugar donde exista demanda. En Talca este tipo de emprendimiento se está masificando cada día más. Así se pudo observar en la Feria Navideña de la Alameda, donde la oferta de diferentes tipos de comidas y bebidas ofrecidos por los food truck se adaptaba a cualquier paladar.

DESDE COMPLETOS
HASTA CHURROS
Realizando un recorrido por la Feria Navideña nos encontramos con Danai Vásquez Bustos, propietaria de Mac Jugos, una talquina que junto a su familia inició este emprendimiento que ya cuenta con 15 años. “Fuimos de los primeros en instalarnos con jugos naturales, y de los primeros en traer frutas tropicales. Ahora incluimos dentro de la carta -aparte de los jugos y las mezclas que eran de la casa- la limonada, que se prepara con menta, albahaca, jengibre y yerbabuena.
Respecto a cómo han logrado darse a conocer, indican que es un proceso que realizan desde hace muchos años. “Postulamos para venir a la feria a través de la municipalidad. Hemos asistido a 15 navidades aquí y al principio nos iba super bien porque éramos los únicos, después se masificó la idea que trajimos, pero bueno, es una fuente de ingresos para cualquier familia, y unos pesos en esta fecha no están de más, aunque este año ha sido más lento comparado con el año pasado, pero no hay que perder la fe, todavía faltan días. Al finalizar el día 24 nos iremos a pasar la noche buena en familia, y desde ya estamos preparando la cena”.
Otro de los food truck instalado en la Alameda fue el de Silvia Troncoso, quien vende completos, bebidas, jugos naturales, papas fritas, frapuchino y carne mechada con papas fritas. Silvia tuvo una explicación distinta para justificar la baja en las ventas. “Creo que hay más personas con necesidad de trabajar, y esta es una forma de llevar el sustento en estas fechas a nuestras casas, yo creo que debido a eso es que ha estado un poco más complicado, pero malo no ha estado, no nos podemos quejar”, asegura la emprendedora.
Sobre la atención por parte de los organismos locales dijo sentirse satisfecha. “Hemos tenido muy buena acogida de la municipalidad, nos han puesto conos, hemos tenido un buen trato por parte de ellos, un buen acercamiento, estamos protegidos por carabineros, no ha habido abusos de la gente, ni desorden, la organización ha estado muy buena desde mi punto de vista”, explicó
De sus inicios manifestó que ya son cuatro años los que tienen con el carro de comida. “La idea fue de mi hija que se vino de Antofagasta y quería innovar, quería una entrada para poder apoyar a su esposo, y de allí nos arriesgamos. Mis hijos sacaron un préstamo y comenzamos. ¡Hasta los nietos viene a trabajar acá! Ellos llevan toda la parte de moneda, yo soy la que trabaja en la parte dura, (dice sonriendo refiriéndose a cocinar), y mi hijo es el administrador, así que todos los puestos están ocupados con la familia”.

ESTRENO
Uno de los puestos que se estrena en la feria es el de Luisa Gangas y su familia, quien partió hace un año. Afirma que ha sido comerciante toda su vida. “Éramos ambulantes de la Uno Sur, donde trabajamos por casi 30 años, cuando nos sacaron de allí al otro lugar renuncié y me fui. Mi hija tuvo la idea del food truck, y estamos iniciando. Empezamos bien, y esperamos que más adelante mejore. Las ventas han estado más o menos, pero ya vienen los días buenos. En el carrito tenemos helados, batidos, mote con huesillo, trabajo con mi esposo y mis hijas, al terminar la feria seguiremos buscando espacio donde trabajar. También nos colocamos los sábados y domingos en el Cerro La Virgen, y ahora nos encontramos esperando el 24 para estar en familia como corresponde”.

Jacqueline Perdomo

Volver