Sábado, 25 de Mayo de 2019
La Plaza Las Heras se llenó por la conferencia del académico

El secreto del astrónomo José Maza para romper récords de audiencia

6 mil personas coparon la Medialuna Monumental de Rancagua para escuchar al académico hablar sobre cómo colonizar Marte, y ayer, los talquinos no desperdiciaron la oportunidad de verlo.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 14 de Octubre 2018

TALCA.- Con aplausos el público en la Plaza Las Heras pedía, ayer, la salida del astrónomo y Premio Nacional de las Ciencias, José Maza. Sin corbata, en bluyín y una boina cubriéndole las canas salió el conferencista científico más aclamado del país por estos días. Tenía el compromiso de cerrar la Fiesta de la Ciencia organizada por Proyectos Asociativos Regionales (PAR) Explora Conicyt Maule de la Universidad de Talca.
Maza llegó a la capital del Maule dos días después de haber superado su récord personal como conferencista. 6 mil almas fueron a escucharlo hablar de ese “divertimento”, como él llama la explicación de cómo sería posible colonizar Marte, en la Medialuna Monumental de Rancagua. Fueron mil personas más que la mayor asistencia registrada hasta marzo de este año, cuando reunió en un anfiteatro al aire libre en Concepción a 5 mil espectadores.
¿Qué es lo que tiene José Maza que rompe récords de audiencia? Él, soltó divertido, está convencido de que no es por asuntos de belleza. “Cualquier cosa que diga va a sonar un poquitito raro, porque no puedo decir que por bonito me están siguiendo muchas personas. Creo que porque llevo muchos años en esto y tengo no sé si la desfachatez o el sentido del humor de hablar en un lenguaje muy llano”.
Atinó en la última afirmación. Entre el público que acudió a la convocatoria en la Plaza Las Heras la tarde de sábado había niños, jóvenes, adultos y gente de la tercera edad y cuando se les consultó la razón que los motivó a asistir a la conferencia coincidieron en lo mismo: el lenguaje sencillo al que apela Maza para desgranar la ciencia.
La espectadora Carolina Pérez destacó la manera lúdica que suele adoptar el astrónomo y docente universitario para desglosar temas que normalmente son vistos desde el cristal de lo complejo. Había también familias enteras como la de Carlos Acevedo, Cirta Palacios y sus hijas Isidora y Javiera, que acudieron movidos por la curiosidad de ver al hombre de verbo tajante que ven en la televisión y para motivar a las niñas.
Maza es ahora el imán que atrae a todo tipo de público. Incluso un ingeniero como Gonzalo Núñez quedó prendado por el discurso cercano del astrónomo. Leyó su primer libro “Somos polvo de estrellas” y está ansioso por hacer lo propio con el segundo, “Marte: la próxima frontera”.

SED DE CONOCIMIENTOS
El ciudadano común está ávido de absorber temas científicos. Lo dijo un espectador talquino y lo reafirmó el doctor en Astronomía de la Universidad de Toronto, Canadá. “Creo que la sociedad quiere consumir un poquitito de conocimiento científico bien diluido en agua, porque conocimientos científicos puros no los puede digerir nadie”, dijo.
“En que la sociedad perciba la ciencia como algo cercano -evaluó el académico- existe la posibilidad de que Chile como país termine por entender que invertir en ciencia y tecnología es una cuestión fundamental para que el país se desarrolle”.

Marlyn Silva

Volver