Lunes, 17 de Junio de 2019
Compañía acusada está encargada de construcción del Estadio Fiscal de Talca

Empresa de seguridad denuncia falsificación de firmas para pagos de finiquitos

La acusación de la empresa “Nilo Seguridad” se dan en el contexto de la recepción de obras del estadio Fiscal. Una demanda civil con 45 causas y una querella criminal han sido las acciones legales actuales.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Febrero 2019

La dueña de “Nilo Seguridad”, Elizabeth Nilo, acompañada del gerente de Operaciones, Luis Cepeda, alegan graves irregularidades que habrían sido cometidas por parte de la empresa Constructora Digua, de quienes eran subcontratados.


Con documentación en mano, y bastante preocupados, justificaron que llevan adelante una demanda con al menos 45 causas, y a su vez, una querella criminal, en la que se indaga la falsificación de firma de Elizabeth Nilo, para el pago de finiquitos a empleados encargados de la seguridad durante la construcción del estadio Fiscal de Talca.


Explicaron, que para el mes de octubre, la constructora Digua prescindió “sin previo aviso y justificación” de los servicios de la empresa de seguridad. Elizabeth Nilo, contó que en el mes de diciembre, al encontrarse con uno de los empleados, le comentó del pago de finiquito de los trabajadores.


Lo anterior, sorprendió a Nilo, en primera instancia, porque ella no habría autorizado ni firmado dicho pago. Sin embargo, más adelante al ponerse en contacto con la empresa Digua, ellos habrían dicho que los pagos fueron realizados con el dinero de las retenciones mensuales de la empresa.


El asombro fue más allá de la falsificación de su firma, esto debido, a que los montos con los que hicieron el finiquito a los empleados, “fue el doble” de lo que ellos tenían estipulado según la contadora de su compañía.


“El estimado, el total de las retenciones eran como unos ocho millones de pesos aproximadamente, lo que ellos nos están devolviendo con el descuento son tres millones de pesos”, explicó la dueña de “Nilo seguridad”.


Explicó también que “los finiquitos, según mi contabilidad era de dos millones 500 mil pesos, y los pagados por ellos era de cinco millones de pesos”.


La propietaria de la empresa que tiene seis años de funcionamiento refirió que sus cálculos fueron enviados vía correo electrónico, pero hicieron caso omiso. “Yo por eso mandé los finiquitos firmados por mí, a través de los distintos correos. No respetaron ni los finiquitos, ni los montos. Ellos lo hicieron al gusto de ellos y en los montos que colocaron ellos”.


En tanto, el gerente de operaciones, Luis Cepeda, contó que tiene una hipótesis, y por esas razones la empresa habría realizado tales acciones.


“La finalidad de estos finiquitos, era para que los guardias no demandaran a la constructora y poder agilizar el proceso para el momento de la recepción final del estadio Fiscal de Talca, y no tuvieran problemas”, indicó Cepeda.


RESPUESTA
Por ahora, los organismos judiciales investigaran las denuncias, que por ahora estarían retrasando la recepción de obras del estadio Fiscal, por cuanto para hacer la entrega ante el ministerio de Obras Públicas, deben tener la documentación “al día”.


“La constructora, en el tema de las firmas alegan que para ellos no es una falsificación, sino que actuaron como subsidiarios. Sin embargo, para ser subsidiario una empresa tiene que colocarlo como empresa, es decir, Constructora Digua como subsidiario de Elizabeth Nilo”, explicó la dueña.


Al contactar a la empresa Digua, la respuesta de uno de los gerentes, fue que por ahora no se referirán públicamente al tema debido a que está judicializado y sus abogados están trabajando en ello.

Volver