Martes, 20 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Recinto fue declarado Monumento Nacional

Empresario opta por poner a la venta el ex teatro Victoria

Dueño de dicho inmueble justificó su decisión asegurando sentirse “atado de manos”, al momento de intentar impulsar algún proyecto

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 27 de Octubre 2016

CURICÓ.- “A mí no me dejan hacer nada, yo quiero seguir en la lucha, pero si hay alguien que tiene mejores ideas y lo dejan hacer algo, bienvenido sea”. De esta manera el empresario, Gabriel Lozano, justificó su decisión de poner a la venta el inmueble que por décadas albergó al teatro Victoria, recinto que durante el presente año fue declarado Monumento Nacional, en la categoría de Monumento Histórico. Tal estatus implica que cualquier tipo de cambio o proyecto que allí se pretenda ejecutar, necesariamente requiere del visto bueno de los profesionales del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN).

Cabe recordar que el citado empresario adquirió el ex teatro antes de que recibiera dicho estatus, por lo que tras la entrada en vigencia de la aludida condición, no ha escondido su molestia por el accionar del CMN, asegurando sentirse “atado de manos” a la hora de intentar impulsar algún nuevo proyecto. “Se pueden hacer cosas muy bonitas, muy choras, muy encachadas, pero si no dejan, si no quieren que uno no haga nada, en una cuestión que se está cayendo a pedazos, yo realmente no sé cuál es el criterio”, puntualizó.

 

LETRERO

Desde hace algunos días, quienes transitan por calle Yungay casi al llegar a Merced, se han percatado de la presencia del respectivo letrero en pleno frontis del ex teatro, el cual da cuenta de la intención de su propietario de querer venderlo. Lozano asegura que a la fecha, no ha recibido ningún tipo de oferta por el recinto, ni de manera personal ni a través del corredor de propiedades a cargo de ello. “El problema es que nadie quiere meterse ahí.

Si no me dejan hacer nada, no puedo tener eso ahí. Para tener una mala cara para Curicó, no quiero. Al contrario, lo que más me gustaría es poder darle una bonita cara a Curicó. Puede que a otra persona lo dejen hacer algo (…) el letrero va a estar ahí hasta que salga algo o bien hasta que exista otra decisión”, acotó. 

 

PARALIZACIÓN

Tras la que fue la demolición del ex Club de la Unión, el muro posterior del ex teatro Victoria quedó “al descubierto”, quedando en evidencia el daño generado por el terremoto acaecido a fines de febrero de 2010. Apelando a un factor de “seguridad”, el dueño del recinto, con la autorización del director del departamento de Obras del municipio curicano, solicitó la realización de una demolición de carácter focalizada, solo de dicho muro.

En ese contexto, al enterarse de tal trabajo, invocando su condición de Monumento Nacional, personal del CMN se trasladó el 28 de septiembre pasado desde Talca hasta Curicó, estableciendo la “inmediata paralización” de las faenas que se estaban efectuando, iniciando de paso una investigación que permanece en plena vigencia.

El trabajo que se alcanzó a llevar a cabo, estuvo en manos de la empresa RP Demoliciones, la misma que ejecutó el desplome del ex Club de la Unión. “Aquí nuestra idea es por un tema exclusivo de seguridad, que no le caiga un ladrillo en la cabeza a nadie, lo que no sería muy agradable. Quién va a ser responsable el día que a alguien le caiga un ladrillo en la cabeza. Esa es mi pregunta”, acotó en dicha oportunidad el empresario, Gabriel Lozano.

Volver

Comentarios