Viernes, 16 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Sensación de seguridad perciben los comerciantes tras reubicación de informales

En 12% disminuyen robos en la Uno Sur

Delincuentes habrían migrado a los centros comerciales de Linares y Curicó, donde aún existe presencia de ambulantes que permite camuflar su acción.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 16 de Marzo 2018

TALCA.- Tras cumplirse un mes y medio de la reubicación de los trabajadores informales desde la Uno Sur al Centro Regional de Comerciantes y Emprendedores (CRECE), la cifra de robos en el centro talquino ha disminuido en un 12%, detalló el comisario Juan Albrel Cortés, sub jefe de la Brigada de Robo de la PDI de Talca.
Los “lanzas” aprovechaban la aglomeración de personas y la dificultad para el tránsito por la Uno Sur, debido a la presencia de los puestos de los informales, para cometer sus fechorías. El despeje del centro de la ciudad, explicó el comisario Aldrel, ha contribuido a disminuir significativamente los robos por sorpresa, intimidación, violencia y de robos de bienes nacionales, ya que al momento de delinquir no tienen muchas posibilidades de huir sin ser avistados.
De los 72 robos de bienes naciones, vehículos y bicicleta, así como los 53 robos por sorpresas, 35 por intimidación y 16 con violencia, cometidos el año pasado, un número considerable se registraron en el centro, aseguró el funcionario de la PDI. Los implicados, según los perfiles elaborados en el cuerpo policial, serían hombres entre 15 y 20 años; en su mayoría “lanzas” que se dedican al robo de celulares. Las horas de mayor ejecución de este delito comenzaban desde las 16.00 horas.
“Nosotros manejamos estadísticas porque tras la comisión del delito de robo, las víctimas se trasladaban de manera inmediata a nuestras oficinas que están céntricas. Diariamente eran muchas las personas que recibíamos, desde hace un mes y medio para acá no hemos tenido ni la primera denuncia”, destacó el comisario Aldrel.
Las veredas de la Uno Sur con 10, 11 y 12 Oriente eran desde donde se recibían las denuncias de robo. Tras la baja de incidencia de delitos en esta zona, la unidad de análisis de la Brigada de Robos, aplicando elementos tecnológicos, realizó una investigación que arrojó que la disminución está asociada a que los “lanzas” modificaron sus ejes de acción a otras ciudades de la región, entre ellas el centro de Curicó y Linares, sostuvo el sub jefe.

SENSACIÓN DE SEGUIDAD
El libre acceso por la Uno Sur, ha generado que los comerciantes tengan una mayor percepción de seguridad en la zona y que también sientan que hay mayor presencia de Carabineros en el centro talquino.
Camila Cerpa, locataria, asegura que si bien es cierto que aumentó la sensación de seguridad entre los comerciantes y los transeúntes, también se le suma que con el tiempo han aprendido a identificar a los “lanzas”. “Por las fechas las ventas están bajas, tal vez en diciembre esta medida hubiese sido más provechosa. La cantidad de Carabineros asignada a esta zona no sentimos haya variado”, comentó.
Por su parte, Freddy Ogalde, locatario, agradeció la medida de la reubicación porque a su percepción esto benefició a que los delincuentes huyeran del centro de Talca. “Sí disminuyeron los robos y mucho. Ahora solo se ven algunos ‘mecheros\' en algunas tiendas, pero uno puede caminar con tranquilidad por las calles sin temor a ser robado”.
Otro comerciante, que prefirió no revelar su identidad, aseguró que entre la 9 y 10 Oriente los robos continúan, al punto de registrarse entre dos y tres veces al día. “Hemos visto muchos Carabineros poniendo partes a autos estacionados en el centro, pero muy pocos haciendo rondas de vigilancias”, detalló el joven.
Los locatarios explican que la presencia de los ambulantes beneficiaba a los delincuentes al momento de huir tras cometer el delito, lo que no implica responsabilizarlos por los hechos, sostuvo Rafael Rojas.

Fraymar Pagua

Volver

Comentarios