Lunes, 10 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
El 17 de septiembre entra en vigencia

¿En qué consiste la Ley del Saco y cómo la toman los trabajadores?

La Dirección del Trabajo es el organismo encargado de fiscalizar el correcto cumpliendo de la normativa y las sanciones varían entre 9 y 60 UTM dependiendo de si la empresa tiene entre 1 y 49, 50 y 199 o 200 y más trabajadores.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Agosto 2017

TALCA.- El próximo domingo 17 de septiembre entra en vigencia la Ley 20.949, que pone un gran alivio para los trabajadores, puesto que rebaja de 50 a 25 kilos la carga que pueden llevar los empleados. Según señala la normativa, conocida como “Ley del Saco”, si la manipulación manual es inevitable y las ayudas mecánicas no pueden usarse, no se permitirá que se opere con cargas superiores a 25 kilogramos.

La nueva normativa agrega también que los menores de 18 años y las mujeres no podrán llevar, transportar, cargar, arrastrar ni empujar manualmente, y sin ayuda mecánica, cargas superiores a 20 kilogramos.

La seremi del Trabajo, Elia Piedras, explicó que la ley señala que es el empleador quien tiene la responsabilidad que en su organización se utilicen medios adecuados a la labor, especialmente mecánicos, para evitar la manipulación manual habitual de las cargas. Pero que aquellos que deban manipular manualmente la carga, reciban una formación satisfactoria, respecto de los métodos de trabajo que debe utilizar, para proteger su salud.

“Se trata, con esto, de mejorar la calidad de vida de los trabajadores, sobre todo aquellos que trabajan precisamente cargando sacos, en particular en agricultura y en construcción, quienes acarrean dolores y daños permanentes en su salud, principalmente en la espalda y en la columna vertebral. Muchos de estos trabajadores se ven impedidos de trabajar por las consecuencias de la fuerza y con el consiguiente gasto para el sistema de salud. Esta ley nos actualiza de acuerdo a estándares internacionales”, indicó la seremi.

Cabe recordar que el Artículo 184 del Código del Trabajo, señala que es el empleador quien tiene la obligación de tomar todas las medidas necesarias para proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores, debe entregar las condiciones adecuadas de higiene y seguridad y los implementos necesarios que permitan prevenir o minimizar las consecuencias de un accidente o enfermedad profesional.

 

TRABAJADORES

David Barrientos es un joven que trabaja en el Parque Industrial. Su local está abarrotado de sacos de papas y de cebollas.  “Ahora vamos a tener que trabajar con más cantidad de sacos porque cada uno pesa 50 kilos. Yo creo que el tema se complica más en el campo, para las personas que sacan las papas, los que empaquetan. Para uno acá, que vende y carga, es menos peso pero es más trabajo. Es bueno sí, para la salud de uno mismo”, señaló Barrientos. 

Abraham Guajardo es otro trabajador que debe cargar cientos de sacos al día. “Al principio, cuando la persona no está acostumbrada, termina con mucho dolor de espalda. Pero después uno se acostumbra y es más técnica. Uno duerme relajadito tan cansado. Uno igual con el tiempo va aprendiendo a echarse bien los sacos. La ley es muy buena porque son 25 kilos menos, eso hará que uno aguante más los años”, dijo Guajardo.

 

Karin Lillo

 

 

 

Voz Ciudadana

 

David Barrientos: “En este tiempo cargamos 150 sacos (50 kilogramos cada uno) en el día. En el verano cargamos 300 ó 400 sacos diarios. Hay veces que cuando está muy bueno (la venta), se vende una camionada diaria y eso son 600 sacos más o menos. Los cargamos todos”.

 

Abraham Guajardo: “Creo que sí se va a poder fiscalizar, porque cuando antes cargábamos 80 kilos y se bajó a 50 kilos, se hizo. Todos preferimos los de 50 kilos y ahora es mejor con los de 25. Yo desde los 12 años que cargo sacos y encuentro que es positivo para nosotros”.

 

Marcelo Torres: “Mientras menos kilos cargue el trabajador, la salud la va a cuidar, por ese lado es bueno, pero por otro lado, ahora serán más unidades. Los sacos de papas hoy son de 50 kilos, de cebolla hay de todos los pesos, los de limón pesan 16 kilos más o menos”.

 

Justo Miranda: “Aquí hay gente que trabaja mucho, que es muy esforzada, que se avejenta muy rápido por el esfuerzo físico. La mayoría de las personas tiene lumbago alguna vez. Ojalá que se respete la ley, pero con máquina es muy difícil que trabajemos. Se cargan y descargan al hombro”.

Volver

Comentarios