Miércoles, 19 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos nubosos con lluvia debil
Testimonios

En su día, mujeres maulinas piden igualdad

Ayer se conmemoró el Día Internacional de la Mujer, donde de todos los continentes, a menudo separadas por fronteras nacionales y diferencias étnicas, lingüísticas, culturales, económicas y políticas, se unen para celebrar su día

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Marzo 2017

TALCA.- Ayer se conmemoró en diversos lugares de la región, el Día Internacional de la Mujer, y en la capital regional, el evento se desarrolló en la Plaza de Armas, lugar que contó con la participación de un centenar de mujeres. Un grupo de ellas –y representando a todas las maulinas-  fue reconocida por las autoridades, por su abnegada labor durante la emergencia por los incendios forestales.

Según explicó Beatriz Villena, directora regional de Sernameg (Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género), este año la conmemoración tiene “una connotación especial pues ha sido un comienzo de año difícil, nuevamente la Región del Maule ha sido abatida por la catástrofe, siendo gravemente afectada por los incendios forestales”.

En este sentido, se destacó la labor de hombres y mujeres, pero sobre todo de las dirigentas sociales, del servicio público, bomberas, brigadistas, que “trabajaron con un espíritu de servicio hacia la comunidad”.

La directora recalcó que con esto se quiere “visibilizar a las mujeres que entregaron su vida por defender nuestros derechos. Derechos tan esenciales como el derecho a voto e a ir a la universidad. Pero también estamos celebrando los avances que como Gobierno y ministerio, hemos tenido en beneficio de las mujeres. Además, celebramos la instalación de dos casas de acogida en la región, que es un compromiso presidencial en las provincias de Linares y de Curicó”.

 

MÁS IGUALDAD

Yasna Quezada fue una de las reconocidas ayer. Fundadora y voluntaria de la Quinta Compañía de Bomberos de Santa Olga de la comuna de Constitución. “Más igualdad falta. De repente el tema de los sueldos, que por ser mujer nos pagan menos. Pero creo que hay que trabajar para eso y no depende solo de nosotros”, indicó la voluntaria respecto a las brechas que existen hoy en cuanto a género.

La manipuladora de alimentos de Longaví, María Ángela Ortega, señaló en esta línea que “estoy feliz de representar a mis compañeras. Soy mamá y abuela, jefa de hogar y yo creo que todas pedimos lo mismo, que es la igualdad, que no se nos menosprecie porque todos trabajamos y nos ganamos bien nuestro sueldo”.

Silvia Bravo, supervisora de la empresa de alimentación Soser que apoyó la emergencia en Santa Olga. “Yo fui la primera mujer en ser supervisora acá en la región. Era normal que los supervisores fueran puros hombres. Para mí fue un paso importante, pero tuve que ganarme ese espacio y con harto esfuerzo”, expresó Silvia.

Cinthya Arriagada, encargada regional del Catastro Social en Emergencia indicó que la experiencia durante los incendios forestales fue “difícil”. “Lo que debería cambiar en pro de la mujer es que la sociedad cambie la mentalidad. Hay muchas situaciones de ‘micro-machismo\' que no se ha logrado cambiar y eso se hace con educación. Eso es para el futuro de los niños, de mi hija”, indicó la profesional.

Karin Lillo

 

Yasna Quezada, bombera:

“Estoy orgullosa y es muy gratificante recibir un reconocimiento por la labor. Nunca, nunca me imaginé que Santa Olga podía llegar a desaparecer. Todos perdimos nuestras casas, pero no nos podemos echar a morir, tenemos que salir delante de alguna manera. Estamos todos en la misma, harta fuerza y ánimo”.

 

María Ángela Ortega, manipuladora de alimentos:

“Nuestra labor como mamá y trabajadora es doble pega, es sacrificada pero igual vale la pena. Tengo dos hijos y un nieto. A las mujeres nos cuesta un poco más encontrar trabajo, pero en general, todo está difícil”.

 

Silvia Bravo, supervisora:

“Tuve que demostrar a la gente que como mujer era capaz de hacer lo mismo que los hombres. Para una como mamá y trabajar, igual es complicado pero uno como mujer tiene la capacidad de darle la dedicación como corresponde a nuestros hijos, al trabajo y también a nuestros maridos, que también nos esperan en casa”.

 

Cinthya Arriagada, profesional de Gobierno:

“Cuando ocurrió lo de Santa Olga prácticamente nos fuimos a vivir ahí. Fue muy difícil porque tengo una hija de 11 años y la vi, entre todo este mes y medio, dos veces. Es complejo compatibilizar los roles pero yo soy creyente que las mujeres somos fuertes”.

Volver

Comentarios