Miércoles, 26 de Junio de 2019
En mayo viajan a la First Lego League

Equipo de robótica del Colegio San Jorge listo para competir en Arkansas

Los talquinos representarán a Chile entre 80 grupos provenientes del todo el mundo. Realizarán este 27 de abril un bingo pro fondos para el viaje a Estados Unidos.

Periodista: Marlyn Silva - Fecha de Edición: 06 de Abril 2019

Entre el 16 y 18 de mayo se desarrollará la First Lego League, la competencia mundial a la que el equipo del taller de robótica del Colegio San Jorge de Talca asiste por quinta ocasión (tres en Estados Unidos, una en Europa y otra en Brasil). Esta vez la meta no es solo traer la experiencia de un concurso internacional, sino posicionarse entre los primeros lugares. ¿Cuál es el peso de su ambición? Haber fabricado un traje para que los astronautas se duchen en el espacio.


Para hacerse con el cupo como representantes de Chile en la cita -que este año reúne a 80 grupos de escolares de todo el mundo-, los estudiantes talquinos ganaron, primero el campeonato regional y después el nacional que tuvo lugar en Concepción, en diciembre del año pasado.
Llegar a esta etapa ha sido resultado de jornadas intensas de investigaciones y prácticas desde hace un año, para estructurar las cuatro etapas que componen la First Lego League.


La primera, se llama “Juego del robot”. Consiste en la creación de un robot capaz de moverse de manera autónoma y cumplir los retos fijados en una pista. La segunda fase a evaluar es el diseño, es decir, la parte física, arquitectura y mecánica del robot. La tercera etapa corresponde al funcionamiento de los alumnos como equipo tanto en el manejo del tema y capacidades para resolver problemas como en valores personales. La cuarta, trata sobre la presentación del proyecto científico, que en este caso es la ducha espacial, tal como lo explicó el profesor a cargo del taller de robótica, Jorge Soto.
En la última parte afinan detalles los alumnos. Para ello, están concentrados en las clases de inglés, pues la exposición la harán en ese idioma.

 

DUCHA ESPACIAL
Como parte del proyecto, los alumnos -guiados por el profesor Soto y con la asesoría teórica y empírica de la ingeniera aeroespacial de la Universidad de Talca, Karin Saavedra- confeccionaron un traje para que los astronautas puedan asearse en el espacio con menor cantidad de agua, en menos tiempo y de manera menos engorrosa que como lo hacen ahora.
Para que el traje cumpla la función para la que fue creado está hecho de tela de neopreno que se adhiere a la piel e incorpora conductos que al apretar un botón distribuyen el agua con un antibacterial natural por todo el cuerpo.


El plus es que, además de asearse, el equipamiento permite hacerlo en menos tiempo y con solo 5 litros de agua, la mitad de lo que usan actualmente en el espacio.
Parece inverosímil, pero los jóvenes comprobaron con apoyo de los académicos que es funcional y podría ser utilizado también por personas que por alguna enfermedad permanezcan postradas, afirmó Soto.


Una próxima etapa de desarrollo para mejorar y potenciar el proyecto sería añadir un mecanismo de secado para el cuerpo.

Volver