Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
En la región

Este año ha llovido más que el 2016 pero igual terminaremos con déficit

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 09 de Agosto 2017

TALCA.- Precipitaciones débiles, esa es la tónica propia de agosto. De hecho y según lo informado por la Dirección Meteorológica de Chile, se espera que esta condición esté presente desde hoy y hasta el viernes por lo menos.

Patricio González, agroclimatólogo de la Universidad de Talca, coincidió con este pronóstico, agregando que “hoy se registrarán precipitaciones durante la tarde, pero serán más bien débiles, cayendo incluso unos 10 mm de precipitaciones. Mañana jueves habrá precipitaciones intermitentes y donde en total caerían unos 14 mm. Lo mismo pasaría el viernes”.

Si bien caerían algunas gotas, éstas no aportarían mucho y González recalcó que de seguir así, este año igual terminaríamos con déficit pluviométrico en la zona maulina, a pesar de que este año a la fecha ha precipitado más que el año pasado.

 

CADA VEZ MENOS

En agosto, lo normal, deberían caer 90 mm, “pero en este mes, las precipitaciones nunca son tan intensas como los meses de mayo, junio o julio. Son más bien moderadas y que duran un día o una mañana”, añadió el experto.

En total, a la fecha, la Región del Maule registra 410 mm de lluvia y deberían haber sido 500 mm. O sea, existe un déficit cercano al 15%, aunque el año pasado, a la misma fecha llevábamos 390 mm.

“Esto, sin duda, no es bueno para el acopio de embalses ni de nieve, menos para la sustentabilidad de la parte agrícola. Cada año hemos tenido una baja pluviométrica constante, de cierto modo esto significa una tendencia”. 

Según su experiencia y lo que observa el Citra (Centro de Investigación y Transferencia en Riego y Agroclimatología - Universidad de Talca), de aquí al 2020 disminuirán las precipitaciones en 150 milímetros. Es decir, en vez de tener 672 mm, registraremos sólo unos 540 mm.

 

SE DEBE CUIDAR LA PIEL

Cada vez queda menos de invierno, pero igualmente hay que reforzar los cuidados de la piel, ya que el frío, las lluvias, la humedad y hasta los escasos rayos de sol pueden causar estragos en nosotros.

Stefanía Toso, dermatóloga de Clínica La Parva, señaló que “la irrigación de la piel disminuye con las bajas temperaturas (vasoconstricción), llegando a verse más blanca o incluso de color violáceo”. Estas condiciones propician que se reseque la piel, por efecto de la escasa humedad en el ambiente debido al uso de calefacción y, por lo mismo, la piel está más propensa a sufrir irritaciones o dermatitis.

Para evitar estas complicaciones, la profesional recomendó algunos productos, entre los que se encuentran: aguas micelares que logran limpiar la piel sin producir irritación, falta de humectación o daño, algunas tienen propiedades antiinflamatorias que permiten desinflamar la piel. Las cremas hidratantes, especialmente aquellas con alto contenido de ceramidas y ácido hialurónico, ya que permiten mantener la hidratación óptima de la piel manteniendo la barrera cutánea de mejor manera evitando la pérdida de agua de la piel. El protector solar es de vital importancia en esta época donde tendemos a disminuir su uso pensando que la radiación solar es baja, olvidando que los tubos fluorescentes de las lámparas y pantallas también emiten radiación por lo que estamos expuestos constantemente a ésta.

 

Karin Lillo

Volver

Comentarios