Lunes, 12 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Caso Ángel de Molina

Ex pareja de Vanessa Trigari declaró en segunda jornada de juicio

Durante su relato, Miguel Ángel Cruz dijo que la mujer le contó respecto a la muerte de Ángel, asegurándole que había sido en el contexto de un “accidente”, donde habría estado involucrado uno de los hijos que tienen en común

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 31 de Agosto 2016

CURICÓ.- Miguel Ángel Cruz, ex pareja de Vanessa Trigari Torrejón, fue una de las personas que ayer prestó declaración en lo que fue la segunda jornada del juicio que busca establecer la inocencia o culpabilidad de Trigari en la muerte de quien fue su hijastro, Ángel Márquez Zapata, de tan solo cuatro años. Según su relato, Cruz contó que tras encontrar unas llamadas perdidas, precisamente de Trigari, se contactó con ella para preguntarle lo que quería, a lo que la mujer le indicó que algo había pasado con uno de los dos hijos que tienen en común. Tras solicitar la respectiva autorización, relacionada al cumplimiento de una condena que cumplía bajo el régimen de reclusión nocturna, Cruz viajó desde la ciudad de Yungay a Molina, reuniéndose en la casa de su ex pareja, la jornada del sábado 22 de agosto de 2015. Fue al interior de aquel domicilio donde Vanessa le habría dicho que una de las hijas que tienen en común, habría estado jugando con el pequeño Ángel, y que la niña, en ese contexto, “lo habría empujado”, generando una caída que derivó en un fuerte golpe en la cabeza. Le indicó que el pequeño Ángel habría sufrido un accidente, se habría caído de un camarote y que, tras perder mucha sangre, habría fallecido. “Me sentí mal, me puse a llorar”, dijo. Ante su sorpresa, tras ello, la mujer le habría solicitado ayuda, sin especificar qué era, por ejemplo, para “deshacerse” del cuerpo de Ángel, recalcando de inmediato que no se involucraría en nada, más cuando todavía se encontraba cumpliendo una condena. “Sinceramente mi primer pensamiento fue salir de ahí”, dijo, acotándole a Vanessa que no podría ocultar algo así, sobre todo cuando los otros niños de la casa ya estaban enterados de la muerte de Ángel. En ese escenario, a su juicio lo que correspondía era que ella “contara” lo que había pasado. “Le dije que era algo grave lo que estaba sucediendo, y que si había sido un accidente, los peritos iban a decir eso”. Al ser requerido respecto a si la mujer le contó sobre el lugar donde estaba el cuerpo ya sin vida del menor, Cruz indicó que solo le habría dicho que se encontraba al interior de la casa, sin mencionar un lugar específico. Según Cruz, también le consultó a Trigari respecto de lo que le diría al padre de Ángel, Freddy Márquez, quien arribaría a Molina al día siguiente. “En ese momento estaba bastante desesperada, por lo que no me dio una respuesta lógica”, dijo. Cabe recordar que el 24 de agosto del año pasado, Trigari estampó una denuncia por presunta desgracia ante Carabineros, reconociendo tres días más tarde a la propia policía, tener conocimiento respecto del paradero del cuerpo ya sin vida del niño. 

 

ESCAPAR

En ese contexto, Cruz señala que le habría mentido a Vanessa para salir de la casa, asegurando que en las afueras lo estaba esperando un funcionario de Gendarmería. Luego de estar en aquel domicilio “alrededor de 40 minutos”, tras despedirse de los otros niños, incluyendo sus hijos, acotó que Vanessa le pidió mantener en reserva dicha conversación.  Si bien en algún momento pasó por su cabeza contar el hecho, Cruz aseguró que en el fondo se sentía atrapado, sin tener mayor claridad para tomar una decisión. “No supe qué hacer. Me sentí como presionado, tampoco quería que le pasara nada (a su hija), entendí que fue un accidente y no sé de qué forma ella lo iba a solucionar”, concluyó.

 

FOTOGRAFÍAS

Tras un receso, correspondió el turno del oficial investigador del Laboratorio de Criminalística de Carabineros, Labocar, capitán Bryan Ianiszewski, quien fue la persona encargada de liderar las primeras pericias al cuerpo del menor, el cual se encontraba abandonado al interior de una bolsa, en un sitio eriazo a un costado del estadio ANFA de Molina. En su relato, Ianiszewski entregó detalles respecto a un set de fotografías, contenido cuya posterior exhibición fue prohibida por las magistradas encargadas de emitir un pronunciamiento al final del juicio. 

 

Volver

Comentarios