Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
¿Cómo será junio?

Experto de Minagri explica los alcances de la entrada de La Niña en la zona maulina

Académico de la Universidad Católica del Maule en tanto, proyectó que el evento se instalaría con mayor fuerza a fines de este mes y a comienzos del próximo

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 04 de Junio 2016

TALCA.- El fenómeno de “El Niño”, de acuerdo a los pronósticos nacionales e internacionales está debilitándose, producto de una disminución de la temperatura superficial del mar (TSM) la que se espera siga descendiendo. Esto debiera traer consigo una disminución de las precipitaciones respecto de lo normal, lo cual se condice con los pronósticos de la Dirección Meteorológica de Chile (DMC) que anuncia precipitaciones bajo lo normal desde el sur de la Región del Maule a la Región de Los Lagos.

En este sentido, Antonio Yaksic, jefe del Subdepartamento de Información, Monitoreo y Prevención para la Gestión Integral de Riesgos del Ministerio de Agricultura, señaló que en cuanto a las temperaturas mínimas, “el pronóstico es auspicioso, ya que éstas se encontrarán dentro del rango normal, sin embargo, cabe recordar que por lo general el fenómeno de La Niña viene acompañado de bajas temperaturas y por ende, de riesgo de heladas (temperaturas bajo 0oC)”.

De acuerdo al pronóstico recién descrito, “podría recomendarse a los agricultores de la Región del Maule tomar medidas preventivas y de mitigación frente a la posibilidad de sufrir heladas, las cuales dependiendo del cultivo y del estado fenológico en el que se encuentre puede tener consecuencias muy negativas para la producción”, manifestó Yaksic.

Por otra parte, el hecho de entrar en una fase neutra con pronóstico de pasar a fase La Niña, tendrá consecuencias en la disminución de las precipitaciones que se harán más evidentes durante la próxima primavera, “por lo que es importante que los agricultores se preparen para racionalizar de mejor forma el recurso hídrico, ya sea mejorando la eficiencia de sus sistemas de riego, estableciendo cultivos menos demandantes de agua, regulando la superficie total a cultivar, etc”, comentó el experto.

Por último, Yaksic destacó que el Ministerio de Agricultura ha invertido “importantes recursos en el subsidio a la contratación del Seguro Agrícola, orientados justamente a la mitigación del efecto perjudicial que puede llegar a tener cualquier fenómeno climático adverso para la agricultura, por lo que se recomienda asegurar los cultivos que estén dentro de los parámetros de aseguramiento como medida de prevención”.

 

JUNIO

Raúl Becerra, académico de la Facultad de Ciencias Básicas de la Universidad Católica del Maule,  quien tiene un postgrado en Ciencias Ambientales señaló que este mes, explicó que lo esencial es entender que estamos frente a un fenómeno natural, donde el efecto de El Niño fue muy intenso y en este periodo ya está declinando.

“A esta altura ya se observa una disminución de las temperaturas del agua. Normalmente cuando están dos grados por sobre la media, existe una intensidad importante de El Niño. En este caso ya no hay ese valor, disminuyó y de acuerdo a algunos datos que está arrojando el NOAA (National Oceanic and Atmospheric Administration) se estima que ya el mar tiene un par de grados bajo la temperatura normal. Entonces, estamos yendo hacia una Niña”, comentó el docente.

Respecto al periodo de transición entre ambos fenómenos, Becerra indicó que será “corto”. Esto sería en atención a que la temperatura del mar ya está muy baja, lo que indicaría que el invierno se vendría bastante seco y frío, situación que ya se está comenzando a sentir en el inicio de este mes.

“A finales de este mes y a principios del próximo, los efectos de La Niña se sentirán con mayor fuerza. Los próximos meses tenderán a ser muy fríos y muy secos, donde la probabilidad de lluvia es menor, pero puede haber en ciertos sectores lluvias más intensas y en otros lugares, ser más seco”, puntualizó el académico.

 

La Niña

El fenómeno La Niña puede durar de nueve meses a tres años, y según su intensidad se clasifica en débil, moderado y fuerte. Es más fuerte mientras menor es su duración, y su mayor impacto en las condiciones meteorológicas se observa en los primeros seis meses de vida del fenómeno.

Por lo general comienza desde mediados de año, alcanza su intensidad máxima a finales y se disipa a mediados del año siguiente.

Volver

Comentarios