Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
De juicio contra Vanessa Trigari

Extenso interrogatorio al padre de Ángel marca tercera jornada

Freddy Márquez señaló que un carabinero de civil le habría contado que “estuvo conversando con Vanessa”, indicándole que “tenía que perdonarla por lo que hizo”, ya que la muerte de Ángel “habría sido un accidente” y que “lo habría callado” para “proteger” a uno de sus hijos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 01 de Septiembre 2016

CURICÓ.-Respondiendo a una solicitud planteada por el propio testigo, el Tribunal Oral en lo Penal de Curicó no autorizó a la prensa a “tomar imágenes” o “grabar” la declaración de Freddy Márquez, padre de Ángel Márquez, esto en el contexto del juicio que se lleva a cabo en contra de Vanessa Trigari Torrejón, el cual busca establecer la inocencia o culpabilidad de dicha mujer en la muerte de quien fue su hijastro, de tan solo cuatro años.

Se trató de un interrogatorio que se extendió por más de tres horas, en donde Freddy Márquez relató, entre otros puntos, el momento en que se enteró de la “desaparición” de su hijo, lo que dio paso a su búsqueda. “No sabía qué pasaba, qué es lo que ocurrió”, indicó al ser consultado respecto a tal período.

Cabe recordar que, luego de algunos días de ingresada la denuncia por la presunta desgracia de Ángel, la propia imputada fue quien dio cuenta respecto al lugar donde se encontraría el cuerpo ya sin vida de su hijastro, quedando desde aquel momento en calidad de detenida. En ese contexto, en la declaración que emitió ayer, Márquez señaló que un carabinero de civil, quien habría estado con Trigari “gran parte de la jornada” donde se encontró el cadáver del menor, le habría contado que “estuvo conversando con Vanessa”, indicándole que, “tenía que perdonarla por lo que hizo”, ya que la muerte de Ángel “habría sido un accidente” y que “lo habría callado” por “proteger” a uno de sus hijos, en este caso, quien a la fecha detenta 11 años.

Otra de las consultas que se le formuló, dice relación con lo que fue su pensamiento, tras la detención de Trigari, respecto a la persona que a su parecer sería responsable del fallecimiento de Ángel. “Yo en ese momento pensé que Vanessa lo había hecho (…) Era lo que todos decían”, subrayó.

Márquez también dio cuenta sobre la última vez que estuvo junto a su hijo de 11 años, hermano de Ángel, quien por estos días, está bajo la tutela de su madre biológica. Durante la respectiva noche, el pequeño habría tenido una pesadilla, despertando “muy afectado” pidiendo “disculpas” por lo que le “estaba haciendo a su hermanito” y por el daño “que le habría hecho a su papá y mamá”.

En términos generales, se trató de una declaración donde, por momentos, se observó a Márquez “muy afectado”, llegando a las lágrimas en varias oportunidades. Uno de dichos “quiebres” fue cuando se le solicitó recordar las conversaciones telefónicas que sostenía con Ángel, cuando se encontraba, por motivos laborales, en el norte del país, lejos de la ciudad de Molina.

 

PRIMA

María José Trigari, prima de Vanessa, fue otra de las personas que ayer también entregó su testimonio. En el estrado señaló que comenzó a sospechar de Vanessa Trigari, porque a su juicio había “mentido” ante la policía durante el período de “búsqueda” derivado de la denuncia por presunta desgracia de Ángel.

“Me pareció extraño que (Vanessa) dijera en la PDI que dos primas cuidábamos en la semana a los niños, pues yo solo los veía los fines de semana, pues vivía en Talca”. Ante tales sospechas, en definitiva, decidió denunciar aquella “irregularidad” ante Carabineros.

Al ser consultada respecto a si alguno de los hermanos de Ángel le comentó de manera posterior respecto a quién sería el responsable de la muerte del pequeño, María José Trigari respondió de manera afirmativa, indicando que al menos dos de los niños que estaban bajo la tutela de Vanessa, la habrían sindicado como la autora, dando a conocer incluso una fecha tentativa donde se habría desencadenado la tragedia: 13 de agosto de 2015.

“Contaron que ella fue, y que ella fue la que lo sacó de la pieza. (Uno de los niños) contó que lo mandaron a sacar una toalla, que después la mamá le apretó el cuello (a Ángel) y que el cuello se le habría desinflado”, dijo. Por último, aseguró que luego que los menores quedaron bajo la tutela de otros familiares (incluyendo su propio caso), ha percibido “notorios cambios conductuales” en los niños. “Están más cariñosos, educados y centrados”, dijo.

 

PERITOS

La tercera jornada se completó con la declaración tanto de María Soledad Arredondo, médico legista del Servicio Médico Legal (SML) y del pediatra, Armando Valdés, perito también del SML.

Arredondo dio cuenta respecto de las radiografías al cuerpo de Ángel, las cuales evidenciaron al menos tres lesiones distintas (fracturas), en una clavícula, costilla y peroné, las cuales eran de distinta data, sin ser “post mortem”. Por su parte, Valdés, dio cuenta respecto a la evidente desnutrición que presentaba el pequeño, Ángel.  De hecho, al momento de su fallecimiento, pesaba 11 kilos, cuando lo normal para un niño de su edad era 16 kilos.

Volver

Comentarios