Lunes, 19 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Apoyados por fundación interpusieron una querella

Familia de comerciante asesinado exige justicia

Uno de los hijos de la víctima arribó ayer hasta el Juzgado de Garantía de Curicó, exigiendo la aplicación del máximo de las penas para los responsables del alevoso crimen

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 05 de Octubre 2016

CURICÓ.- Respaldados en el ámbito jurídico por la fundación “Curicó En Acción”, ente que reúne a una serie de gremios ligados a la citada ciudad, la familia del comerciante, Juan Díaz Tapia, de 69 años, asesinado el pasado fin de semana al interior de su local de repuestos de automóviles, interpuso una querella criminal en contra de “todos aquellos que resulten responsables” de su fallecimiento.

La acción judicial fue  respaldada por la fundación “Curicó En Acción”, ente que reúne a una serie de gremios ligados a la citada ciudad.

En representación de la familia de la víctima, uno de sus hijos, Mauricio Díaz Deporti, arribó ayer hasta el Juzgado de Garantía de Curicó, exigiendo la aplicación del máximo de las penas que contempla la ley, en este caso, para el delito de robo con homicidio, el cual parte con una sanción de 15 años y un día hasta presidio perpetuo calificado.

“Escribí algunas cosas en Facebook a senadores, diputados, con mucho respeto, y también a la Presidenta (Bachelet). El día que les pase a ellos, creo que también van a poner mano dura. La delincuencia día a día se está haciendo cada vez más fuerte. Ahora me tocó a mí, pero día a día vemos en las noticias que hay mucha gente que está sufriendo esto (…) Lo único que pido es justicia, a nombre de mi padre”, recalcó.

Representando a la citada fundación, la abogada Katherine Aravena, indicó que junto con permitir que la familia “se adhiera” a la carpeta de la investigación que está en plena vigencia, la querella plantea el desarrollo de una serie de diligencias, como peritajes y la toma de declaraciones tanto a la persona que denunció el hecho, como a los funcionarios de Carabineros y de la Policía de Investigaciones (PDI) que arribaron al propio local donde fue encontrado el cuerpo sin vida de Díaz, el cual presentaba una serie de lesiones, las que fueron propinadas tanto con un elemento contundente como con un arma blanca.

 

ADIÓS

La iglesia La Merced fue el recinto donde, tanto familiares como amigos, despidieron ayer al comerciante, cuyo sepelio se concretó con posterioridad, en el cementerio Parque de Tutuquén. Previamente, el cortejo fúnebre circuló por las afueras del local que atendió por varias décadas, lugar donde encontró la muerte a manos de una persona que, al cierre de la presente edición, aún se mantiene en condición de prófugo.

Hasta ahora, el trabajo policial encomendado por la fiscal de la causa, Lucy Bustamante, permitió la detención, por el cargo de receptación, de una pareja domiciliada en el sector Santa Fe, quienes mantenían especies que fueron sustraídas desde el local de la víctima.

Luego de quedar con una detención de carácter ampliada, la pareja deberá enfrentar la respectiva formalización de cargos en el Juzgado de Garantía curicano. Respecto a la principal hipótesis que los encargados de la investigación manejan, se indica que el responsable del ataque que derivó en el fallecimiento del citado comerciante, quien estaría “completamente identificado”, de manera posterior a la artera agresión, buscó “dinero y especies de valor” al interior del recinto de carácter comercial ubicado en Peña con Sargento Aldea, lo que explica el “gran desorden” que presentaba una vez que el hecho quedó en conocimiento de las policías.

Volver

Comentarios