Miércoles, 12 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Emotiva actividad a 24 horas de conmemorar el golpe militar

Familiares conocieron fosas donde se inhumó a víctimas en Colonia Dignidad

Agrupaciones de derechos humanos de Parral, Talca y Santiago llegaron hasta la Villa Baviera. Allí recorrieron el sector de Chenco que la justicia identificó como el punto donde se hizo desaparecer a detenidos políticos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 11 de Septiembre 2016

PARRAL.- Con gran emoción, depositando una rosa y una fotografía de las víctimas, familiares de detenidos desaparecidos de Talca, Parral y Santiago, llegaron ayer hasta la Colonia Dignidad, a fin de rendir homenaje a sus parientes que fueron detenidos y hechos desaparecer durante los años de la dictadura cívico-militar.

Para ello, los grupos llegaron en dos buses hasta la Villa Baviera, logrando acceder a pie hasta el sector de Chenco, esto es, a 12 kilómetros desde el acceso principal del predio germano. Se trata del lugar que la justicia identificó como una fosa clandestina donde se inhumaron y exhumaron cadáveres de presos políticos. 

Fue una emotiva actividad que se realizó a 24 horas de que se cumplan 43 años del golpe militar ocurrido el 11 de septiembre de 1973. Por ello, el viaje causó un fuerte impacto en personas que por primera vez llegaban hasta la Colonia Dignidad, entre ellos, familiares de casos emblemáticos de desaparecidos.

 

CONVERSATORIO

Entre ellos, destacó la presencia de familiares de Carlos Lorca, el único diputado -perteneciente al Partido Socialista (PS)- que engrosa la lista de detenidos desaparecidos. Se sumaron delegaciones de sitios de memoria de violaciones a los derechos humanos de Santiago, además de personalidades ligadas a casos judiciales.

El grupo de Santiago también participó a primera hora en un conversatorio realizado en Parral, organizado por la “Agrupación por la Memoria y los Derechos Humanos Colonia Dignidad” y encabezado por Margarita Romero, presidenta de dicha entidad y consejera del Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH).

Los expositores fueron el periodista, Carlos Basso, junto al abogado, Roberto Celedón. Ambos coincidieron en apuntar a Colonia Dignidad como una historia con episodios aún ocultos no sólo a la justicia, sino también a la opinión pública. Para ello, citaron el carácter indescifrable de 46 mil fichas de los archivos del enclave.

 

FICHAS SECRETAS

Celedón explicó que existe al menos un caso de ejecutado político -con investigación vigente en Talca- que podría ser aclarado a partir de los antecedentes contenidos en las fichas, por lo cual criticó que estos documentos continúen bajo resguardo policial en Santiago sin ser todavía objeto de estudio sistemático.

También recordó que la Agrupación por la Memoria presentó una querella ante la justicia en Santiago a fin de que, a partir de la información contenida en las fichas, se investiguen los nexos entre el ejército y los jerarcas de la Colonia Dignidad, en específico, en operativos de exterminio denominados “Cerro Gallo”.

El abogado precisó que las fichas también demostrarían que los lazos entre las Fuerzas Armadas y la Colonia Dignidad es previo al 11 de septiembre de 1973, sustentado en la figura del Paul Schäfer y la cúpula de jerarcas alemanes, sumando a un importante grupo de ayudistas chilenos y agentes de los organismos de seguridad.

NEXOS CON EL NAZISMO

Por su parte, Carlos Basso destacó que existen antecedentes documentales que confirman los nexos entre la cúpula de mando en Colonia Dignidad y jerarcas nazis que escaparon de Europa hacia América Latina, luego del término de la segunda guerra mundial. Entre ellos, precisó el caso específico de Walter Rauff.

El periodista -quien prepara un nuevo libro a partir de las fichas de la Colonia Dignidad- indicó que también está probada la relación del enclave germano con el tráfico de armas de destrucción masiva desde el Medio Oriente, junto a la fabricación de armas químicas al amparo de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dina).

Por todo ello, respaldó el objetivo de la Agrupación por la Memoria de crear un sitio de memoria en la Colonia Dignidad, cuyos pasos concretos fueron la declaración como sitio histórico de las zonas urbanas del enclave alemán, junto a una medida similar que protege las fichas actualmente bajo resguardo temporal de la PDI.

 

“MEMORIA HISTÓRICA”

A su vez, Margarita Romero comentó que “estamos en vísperas del 11 de septiembre, una fecha muy dolorosa para todos los chilenos. Nuestra idea fue conmemorar este día, por lo cual reunimos a víctimas, abogados especialistas y representantes de organizaciones de derechos humanos en un interesante conversatorio”.

“La idea fue dialogar como entidades de la sociedad civil sobre qué impide que se haga justicia y que se conozca la verdad sobre los crímenes de la dictadura. Llegamos hasta Parral porque queremos reconstruir la memoria histórica de lo sucedido en Colonia Dignidad. No conocemos los nombres de las víctimas”, afirmó.

Margarita Romero destacó que “nuestra agrupación está trabajando en ello, para lo cual presentamos una querella contra quienes resulten responsables de estas operaciones de exterminio en Colonia Dignidad. Vamos a llegar hasta donde se ubican las fosas, para recordar a quienes fueron hechos desaparecer en ese lugar”.

 

EMOTIVO VIAJE

Durante el viaje a Colonia Dignidad, los organizadores de la Agrupación por la Memoria coordinaron que personas ligadas al enclave condujeran uno de los buses con víctimas provenientes de Santiago hasta el sector denominado Chenco. Ello incluyó una caminata cerro arriba de los familiares bajo un intenso calor.

El lugar identificado por la justicia corresponde a una zona aledaña a un camino forestal, actualmente rodeada por cardos y plantas con espinas. El sector fue identificado por la justicia a partir de confesiones de los mismos colonos alemanes, en especial, de quienes estuvieron a cargo de enterrar y desenterrar los cadáveres.

Durante la visita, los familiares manifestaron públicamente su interés de hacer justicia y resaltar el valor de los derechos humanos como un patrimonio del país. La actividad culminó con la entonación de una canción y, luego, cada persona dejó en los cerros de tierra una fotografía de sus familiares con una rosa.

 

Volver

Comentarios