Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Pencahue

Familiares de estudiante y trabajador fallecido en accidente minero exigen justicia

Cuando se van a cumplir tres meses del hecho los cercanos a las víctimas se manifestaron porque sienten que aún no están las respuestas ni la justicia que mitigue el dolor que implicó la perdida de sus seres queridos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Marzo 2016

PENCAHUE.- No había el desfile de autoridades como cuando ocurrió el accidente en la mina de Chépica donde falleció un estudiante en práctica y un trabajador, pero aun así el día de ayer alrededor de 100 familiares y amigos de las dos víctimas marcharon por la comuna clamando por justicia y para que el fatal accidente no se olvide ni repita.

El lamentable hecho ocurrió el 24 de diciembre pasado en la empresa minera Polar Star Mining de Pencahue en donde falleció aplastado por material minero el estudiante en práctica, de 17 años de edad, Nicolás Muñoz Cárcamo y el trabajador Aladino Veliz Veliz.

Casi tres meses han pasado del fatal accidente y poco ha avanzado la investigación que prometieron las autoridades y, según dicen familiares, ni menos ha habido acercamiento de parte de la empresa a las familias de las dos víctimas. “De la mina no se han acercado para nada, ni siquiera a preguntar cómo está la familia, queremos verdad y justicia, no queremos más desgracias. Para nosotros ha sido muy difícil, los niños preguntan por su padre”, manifestó Miriam Hernández, viuda de Aladino.

Tanto el joven estudiante y el solidario trabajador, que falleció tratando de salvar al practicante, eran muy queridos en la comuna por ello sus cercanos organizaron una marcha por la ciudad que culminó con un espectáculo artístico en la plaza. “Nuestro hijo de 17 años tenía una vida por delante y lo que queremos es justicia y que se diga la verdad porque se han sabido cosas irregulares. El colegio no tiene claro ni ha especificado lo qué es una práctica de calidad, hay muchas cosas que se esconden ni ha funcionado el seguro escolar”, contó José Márquez, padre de Nicolás.

Por su parte, Enrique Cáceres, abuelo de Nicolás, expresó “esta manifestación es para recordarle a las autoridades y que no se olviden de esta gran tragedia, hay un dolor muy fuerte en la familia y en toda la comunidad. Eran dos personas jóvenes, llenas de vida, que se acabaron por una falla humana. El lugar donde trabajaban era una bomba de tiempo y no se ha hecho nada al respecto y por eso queremos que la justicia se haga cargo y que los responsables por lo menos reconozcan su error”.

 

NO MÁS PRÁCTICAS

Nicolás era estudiante en práctica de la carrera de explotación minera del liceo Agrícola de Pencahue y desde el accidente se suspendieron las pasantías escolares a la empresa. “El tema lo está investigando la fiscalía y hay un sumario interno en el liceo, de parte del municipio está el abogado brindando el apoyo a las familias. Mientras dure la investigación de la fiscalía no podemos juzgar a nadie, pero a la mina no irá nunca más un niño, mientras no esté funcionando como corresponde”, afirmó Lucy Lara, alcaldesa de Pencahue.

 

Sanciones

El accidente en el “domo” dejó al descubierto una serie de falencias de seguridad de la minera, que extrae oro, cobre y fierro, las cuales no fueron advertidas a tiempo por organismos como Sernageomin o la inspección del Trabajo.

“El mismo día del accidente concurrimos a verificar los hechos, luego se inició un proceso más intensivo de revisiones de las condiciones de higiene y seguridad en las cuales laboran en la empresa y el resultado implicó la aplicación de sanciones de alrededor de 300 UTM, aunque apelables, porque había condiciones de higiene y seguridad deficientes para garantizar la seguridad de los trabajadores. Junto con las sanciones se suspendieron las faenas de chancao y posteriormente las áreas de minería y laboratorio por alrededor de dos meses”, señaló Elías Valdés, coordinador regional de relaciones laborales de la Dirección del Trabajo.

Volver

Comentarios