Sábado, 20 de Enero de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Anuncian investigación

Fichas de pacientes de Villa Alegre terminaron en vertedero clandestino

En tanto, el director comunal de Salud le restó “gravedad” al asunto señalando que se trató de un “error” que cometió la empresa a cargo de desechar los sensibles documentos

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Abril 2017

VILLA ALEGRE.- Indignado y shockeado se encuentra el empresario de Villa Alegre, Mauricio Contreras, ya que el domingo pasado se encontró por casualidad con un panorama desolador cuando transitaba y retrataba a través de fotografías un vertedero ilegal, ubicado en sector La Horca, en el río Loncomilla. Al detener su vista en unos papeles esparcidos, se percató que se trataba de cientos de documentos administrativos, toma de exámenes, fichas clínicas con fecha 2013 y otras que incluso correspondían a pacientes fallecidos del Centro de Salud Familiar de la comuna.

“Aproximadamente como a las 18.00 horas del día domingo pasado, me encontraba tomando fotografías en todo ese sector llamado La Horca. La verdad es que estoy impresionado con la cantidad de basura que la gente va a botar. Seguí caminando a diferentes puntos y me encuentro con una inmensidad de carpetas, cajas, archivos y me acerco con mi cámara fotográfica para tomar nota de eso y entregárselo a las autoridades y en la parte de arriba decía Cesfam de Villa Alegre”, explicó Contreras.

Así como pudo, empezó a revisarlos y decían “el nombre de un médico, de un paciente y me di cuenta que había cuestionarios donde las personas decían que sí sufrían enfermedades venéreas y eso me llamó mucho la atención, de que pudiera estar a la vista de todo el mundo. Grabé todo lo que más pude y tomé todo lo que más pude y había un archivo de gente enferma con tratamiento psiquiátrico y urología. Aparte de eso había archivos de personas que habían fallecido. Estaba todo botado y con sus fotos”, agregó el vecino.

El reclamo de Contreras se enfoca principalmente en que hay información confidencial que no fue tratada como corresponde.

 

SALUD COMUNAL

 RESPONDE

El enfermero Edgardo Bravo, director comunal (s) de Salud, explicó al respecto que “no recibimos denuncia de pérdida de fichas. Lo que pasa es que nosotros estamos preparando un terreno para la construcción del próximo SAR (Servicio de Alta Resolutividad) de Villa Alegre. En ese terreno nosotros teníamos un par de bodegas donde había material en desuso, fichas clínicas muy antiguas, que se guardaron por lo menos 10 años. Al momento de desmantelar la casa, sale todo ese material en desuso, fichas y formularios de servicios de urgencia, los antiguos que tenían ocho o diez años de uso”.

La autoridad comunal recalcó que la empresa que hizo la demolición, “el traslado de todo el material los lleva en camiones y los fue a botar a un vertedero donde a nosotros nos dieron la certeza que eso se iba a enterrar y que se iba a colocar las capas de tierra necesarias para eso. Le dijimos al empresario a cargo que había dos modalidades, o se quemaba o se tenía que enterrar. Se fue al sector para que pudieran colocarle las capas de tierra suficiente para que eso se entierre”.

Enfatizó Bravo que se trata de material en desuso. “No son fichas clínicas que se nos hubiesen perdido del Cesfam ni mucho menos, nuestras fichas clínicas están intactas en el archivo correspondiente”. Además le restó importancia a la situación porque “sí o sí era material que había que eliminar. Quizás un error nuestro fue no haberlo quemado (el material) porque ahí no hay ninguna evidencia de un material que efectivamente está en desuso”.

 

SERVICIO DE SALUD

El Servicio de Salud Maule (SSM) informó que una vez que se conoció la denuncia, “se ha dispuesto la visita al lugar por parte de funcionarios de la Dirección del Servicio de Salud Maule para constatar que la documentación corresponda a lo indicado por la denuncia. Cabe señalar que todos los expedientes de las personas que se atienden en los establecimientos de la red pública de salud están protegidos por ley, ya que corresponde a información de carácter reservado”.

Agregó el SSM que “de acuerdo a lo señalado por el Reglamento de Fichas Clínicas del Ministerio de Salud, estas deben ser conservadas durante un plazo mínimo de quince años contados desde el último ingreso de información que experimente. Se investigará el incidente para ver si se vulnera la norma”.

Paralelamente, la presidenta de la Comisión de Salud del Concejo Municipal, María Ignacia González,  instruyó sumario administrativo, proceso que ya cuenta con un fiscal del mismo servicio municipal para determinar eventuales responsabilidades y si existen delitos a perseguir.

 

Karin Lillo

Volver

Comentarios