Domingo, 18 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Académico Pablo Muñoz analiza la crisis en el partido

Figuras locales podrían ser clave para renovar la DC

Pese a sus preocupaciones por el partido, ahora el foco central de los parlamentarios parece estar centrado en la segunda vuelta presidencial.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 23 de Noviembre 2017

TALCA.- Sin duda, el bajo respaldo electoral del pasado domingo a la Democracia Cristiana, se añadió como extra a la crisis del partido que viene arrastrando desde inicios de campaña. Aunado a la derrota de su abanderada presidencial, la pérdida de peso político en el Parlamento también significó un golpe duro a la coalición.
Desde el análisis político, el académico Pablo Muñoz, de la Universidad Santo Tomás, advierte una crisis de representatividad, con expresiones no homogéneas frente a una segunda vuelta.“ A su candidata presidencial no le fue bien, sacaron la mitad de los votos que sacaron todos los parlamentarios de la DC. Eso explicita que los propios adherentes de la Democracia Cristiana no votaron el domingo pasado por su candidata presidencial”, indicó.
Otro elemento, que distingue Muñoz sobre la Democracia Cristiana en primera vuelta, es la fragmentación que se evidencia en la masa electoral. “Lo que se ha perdido en este minuto es el centro. Hoy día reflotó una parte extrema de la derecha con la voz de José Antonio Kast y además reflotó con mucha fuerza una izquierda bastante revolucionaria e ideologizada por el Frente Amplio. ¿Qué pasa con el centro? El centro no se ve. Ese centro conservador, ese centro tradicional que representa la DC hoy día teme muy poca masa electoral”, dijo.
Evaluando este panorama, el académico considera que el peor escenario para la Democracia Cristiana sería transformase en un movimiento extra sistémico. “Es una lógica en términos de análisis que la Democracia Cristiana si no toma fuerza, si no se renueva o no se involucra en algún conglomerado político, puede transformarse en grupo político extra sistémico, que hoy día es el que representó el partido País, con Alejandro Navarro”, indicó.

 

IMPULSO DESDE
LA REGIÓN
Temiendo este escenario, el académico considera preciso un cambio en la DC desde una renovación generacional y una renovación temática. Para ello, desde la región, una pieza clave podría ser la actuación de Ximena Rincón, quien resultó electa para representar a la región en el Senado.
“Los senadores tienen una calidad mucho más opinativa, mucho más de contribuir a la agenda de medios, la agenda temática de la política y por ende de la ciudadanía. Por lo tanto, la responsabilidad que le cabe a Ximena Rincón en su rol de senadora es mucho más potente, porque ella tiene el espacio, tiene los micrófonos y tiene la condición para poder reflotar el espíritu de la Democracia Cristiana como un partido político tradicional, con grandes aportes al país”, aseguró.
Otra de los liderazgos, que pudiera contribuir, sería el diputado reelecto Pablo Lorenzini. “Desde la tribuna de un diputado, la forma de manifestarse de él va a ser estar más cerca de la gente, estar demostrando con acciones el rol que cabe a los democratacristianos”, indicó.

 

ENFOCADOS EN
SEGUNDA VUELTA
Trabajar por el partido parece una de los objetivos para los parlamentarios locales. Sin embargo, el foco ahora está en la segunda vuelta, al menos así coinciden los diputados Pablo Lorenzini y Roberto León.
“Tenemos que pensar en la segunda vuelta y pedí una junta para enero que se va a hacer, donde nos organizaremos como partido. Hoy día mucha pelea, mucha discusión, creo que no es conducente, porque estamos en otra, hay que ver que viene en esta segunda vuelta”, dijo Lorenzini.
Para Lorenzini, “hay que tomárselo con calma y con mesura, porque si van a poner en los sectores a echarse las culpas entre ellos, no gana nadie. Si al final nos debemos a nuestros militantes. La estructura de arriba tendrán que aprender a superar los minutos malos, pero todos juntos”, agregó.
El diputado León, en tanto, quien no resultó reelecto, aseguró que “la lección es que sencillamente uno tiene que formar parte de las coaliciones que permitan ser mayoría y que permitan aportar nuestra visión de país. Los caminos propios no son la solución”.
A su juicio, “la Democracia Cristiana ha estado muchas veces en períodos de crisis, y llega el minuto en que seamos capaces de ir poniéndonos de acuerdo y avanzar. Somos un partido como todos, hoy día no hay ningún partido en la política chilena donde no hayan visiones distintas al interior. Por lo tanto, nosotros no salimos de esa línea”, finalizó.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios