Martes, 20 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Juzgado de Garantía de Talca programó la audiencia para el 9 de agosto

Fiscalía formalizará a ex Intendente, Hugo Veloso, por “prevaricación administrativa”

Delito se relaciona con el frustrado nombramiento de un alto funcionario del Gobierno Regional. Abogado querellante exigió mayor avance en la investigación, mientras Veloso criticó al Ministerio Público y se preguntó por qué no se indaga también al contralor regional

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 26 de Junio 2016

TALCA.- “Aquí hubo dos autoridades que dijeron que este nombramiento era ilegal, esto es, el intendente y el contralor regional, que no tomó razón de la resolución del señor Pinedo. Pero a una sola se le formaliza. Entonces aquí hay un verdadero desequilibrio y una falta al principio de objetividad que debe guiar a la fiscalía”.

Con estas palabras reaccionó el ex intendente del Maule, abogado Hugo Veloso, luego de saber que el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, había resuelto formalizar una investigación en su contra por el delito de “prevaricación administrativa”. El Juzgado de Garantía de Talca programó la audiencia para el 9 de agosto próximo.

“En este momento, conociendo como está la situación de la política en el país y en la región, uno piensa de todo, respecto a cuales son las motivaciones de la fiscalía. Tengo muchas dudas, porque en realidad, en este caso yo tuve un comportamiento apegado a la ley y que fue corroborado por la Contraloría”, agregó.

 

ÚLTIMO DÍA DE GOBIERNO

La investigación se remonta a julio del año 2015, cuando Gabriel Pinedo, ingeniero en ejecución en Administración de Empresas, acudió al Juzgado de Garantía de Talca para presentar una querella contra Hugo Veloso, quien en ese tiempo aún ejercía como intendente del Maule. La acción legal fue patrocinada por el abogado, Carlos Catalán.

Los hechos se remontan al último día en que Rodrigo Galilea ejerció como intendente del Maule. Fue justo antes de hacer entrega del mando a Veloso, el 10 de marzo del 2014, cuando Galilea realizó el nombramiento de Gabriel Pinedo como jefe del Departamento de Evaluación y Gestión de Subvenciones del Gobierno Regional. 

Ese mismo día, el documento fue ingresado a la Contraloría Regional del Maule para el trámite de “toma de razón”. Sin embargo, 24 horas después, esto es, el 11 de marzo, el nuevo intendente del Maule, Hugo Veloso, instruyó el “retiro” de la resolución. Ante dicha situación, Gabriel Pinedo acudió de inmediato ante la justicia.

 

FALLO DE LA CORTE

El abogado, Pablo Catalán, recordó que en el primer trámite de admisibilidad, la Corte de Apelaciones de Talca declaró como extemporáneo el recurso de protección entablado a nombre de Gabriel Pinedo. Pero luego, la Corte Suprema le exigió a la Corte que se pronunciara sobre el fondo.

“La Corte de Apelaciones de Talca se pronunció, declarando como ilegal y arbitraria la acción cometida por el intendente Veloso, en orden a retirar el decreto que le entregaba el cargo al señor Pinedo. Se había hecho un concurso legalmente tramitado. Fue muy rápido, porque se trataba de un cargo de mucha confianza”, afirmó.

Añadió que “en el primer día, el señor Veloso se fijó en este único cargo recién nombrado. No sabemos por qué, lo cual es muy curioso, pero retiró el nombramiento de la Contraloría. La ilegalidad que invoca es que el señor Pinedo no había acompañado su certificado de título, pero resulta que ese documento ya estaba en Contraloría”.

 

CONTRALORÍA

Pablo Catalán explicó que “una vez que quedó a firme el fallo de la Corte de Apelaciones, pedimos su cumplimiento. El señor Veloso devolvió a Contraloría el decreto retirado. Pero la Contraloría Regional lo rechazó, porque en el intertanto se fallaba el recurso de protección, pusieron a otra persona en el mismo cargo”.

“Ello ocurrió estando vigente una orden de no innovar decretada por la misma Corte de Apelaciones de Talca. Lo más curioso es que estando en conocimiento de ese mandato judicial, la Contraloría Regional había tomado razón del nuevo nombramiento. Y acto seguido, la Corte de Talca no obliga a cumplir el fallo”, dijo.

El abogado destacó que “ahora estamos en un ‘zapato chino\', porque la Contraloría infringió su propia ley al validar el nuevo nombramiento. La prevaricación no sólo la comete el señor Veloso, también el señor contralor. Y además ambos cometen un desacato, porque nuestra acción constitucional no tuvo ninguna eficacia”.

 

LO QUE VIENE

El mismo querellante recordó que “los antecedentes están completos en manos de la fiscalía. Yo creo que esto está recién comenzando, porque viene para más. Si encontramos que hay delito en la acción cometida por el señor Veloso, necesariamente la comete también el señor contralor regional y el nuevo intendente”.

“Se trata de un incumplimiento sucesivo, porque no se está tomando la medida de apremio ordenada por la Corte de Apelaciones. Ahora después que se realice la formalización contra el señor Veloso, le voy a volver a pedir a la Corte de Talca que haga cumplir el fallo al nuevo intendente, porque se acreditó un delito”, sostuvo.

Y aseveró también que “si eso no prospera, vamos a recurrir nuevamente a la Corte Suprema. Y si nada pasa, vamos a acudir a un tribunal internacional, para que se dé cumplimiento. Porque lo que está en cuestión como tema de fondo es una acción legal de tipo constitucional. Es un asunto gravísimo que sigue pendiente”.

 

PRINCIPIO DE LEGALIDAD

Al respecto, el propio Hugo Veloso recordó los hechos ocurridos cuando tomó su cargo el 11 de marzo de 2014. “Me sorprende mucho esta decisión de la fiscalía, porque en mi gestión como intendente, siempre me apegué estrictamente al principio de legalidad. En este caso, se me informó de inmediato que había una irregularidad”, indicó.

“Lo que se me dijo es que durante el último día de Gobierno del intendente Galilea se había actuado de manera express para resolver un concurso público de jefatura. Se reunió una comisión ese mismo día para resolver el concurso a favor del señor Pinedo, a quien yo no conozco. Y luego se envió el nombramiento a la Contraloría”, añadió.

Veloso subrayó que “probablemente porque actuaron con mucha rapidez, no se dieron cuenta que uno de los requisitos del propio concurso era que el postulante seleccionado debía acompañar los documentos originales al momento de aceptar el cargo, los cuales no fueron presentados ese día y en ningún momento posterior”.

 

CONCURSO

INCOMPLETO

Así el ex intendente explicó que “frente al hecho de que el concurso estaba incompleto, yo solicité que retiraran el retiro del expediente desde la Contraloría, para revisar si se había cumplido con los requisitos. Y allí constaté que no se habían entregado los documentos originales dentro del plazo fijado por las bases”.

“Ocurre que como autoridad, tenemos que velar porque se respete el principio de legalidad. Por lo tanto, concluimos que ese concurso tenía un vicio de ilegalidad. Así que resolví dejar sin efecto ese concurso. Y se procedió a nombrar al segundo postulante, quien era un profesional de planta de 25 años en el Gobierno Regional”, indicó.

Veloso precisó que “luego ingresamos los nuevos documentos para la toma de razón en la Contraloría Regional. Y ocurre que la misma Contraloría había resuelto, cuando tuvimos que reingresar el expediente con el concurso donde se nombró al señor Pinedo, que no podía tomar razón porque era contrario a derecho”.

 

“CONSCIENCIA TRANQUILA”

A partir de esta relación de hechos, el ex intendente destacó que “la propia Contraloría corroboró mi actuación, en cuanto a que no procedía nombrar al señor Pinedo porque ese concurso tenía un vicio de ilegalidad. Por ello, la Contraloría se abstuvo de acoger el concurso del señor Pinedo y tomó razón del nuevo nombramiento”.

“Recuerdo que tuve un reproche de la Corte de Apelaciones de Talca por haber retirado el concurso de la Contraloría, pero lo hice para averiguar si había un vicio de ilegalidad. La verdad es que incluso si yo no hubiera hecho nada, la propia Contraloría Regional igual habría rechazado el nombramiento del señor Pinedo”, señaló.

Veloso sostuvo que “se me va a imputar un delito de prevaricación, es decir, de realizar una actuación injusta, pero yo estoy con mi consciencia tranquila, porque actué apegado a la ley. Por tanto, me sorprende la decisión de la fiscalía, porque ellos tienen todos los antecedentes. En esta actuación, yo no tomé decisiones de manera personal”.

 

 

Lo que dice la ley

El delito de “prevaricación administrativa” está consignado en el artículo 228 del Código Penal. Allí se le describe cuando “el que, desempeñando un empleo público no perteneciente al orden judicial, dictare a sabiendas providencia o resolución manifiestamente injusta en  negocio contencioso-administrativo o meramente administrativo”.

Las penas asociadas al delito son suspensión del empleo en grado medio y multa de 11 a 15 unidades tributarias mensuales. Pero en el párrafo segundo agrega que si el delito se comete por “negligencia” o “ignorancia inexcusable”, la sanción se rebaja a suspensión del empleo en grado mínimo y multa de 6 a 10 UTM.

En el caso de la formalización contra el ex intendente, Hugo Veloso, el escrito que presentó el fiscal jefe de Talca, Héctor de la Fuente, sólo indica que la fecha de ocurrencia es el 11 de marzo del 2014 y que, además, el delito tiene carácter de consumado.

 

Pudo haber un error

Hugo Veloso fue reiterativo en señalar que “me llama la atención que la fiscalía, cuando hay una situación de inseguridad pública y delitos de connotación social, esté destinando tiempo y recursos a causas que son decisiones administrativas. Yo no niego que pudo haber un error, pero eso no es lo mismo que un delito”.

“La prevaricación es cuando un funcionario actúa con dolo para expresamente causar una injusticia a una persona. Pero aquí no se buscó causar un daño a nadie. Lo que se hizo fue rectificar un procedimiento viciado. No sé cuál es el sentido de la fiscalía de indagar una actuación donde primó el principio de legalidad”, sostuvo.

Volver

Comentarios