Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Sergio Díaz se excusó ayer de detallar sus dichos

Fiscalía Regional abrió una investigación por declaraciones del párroco de Villa Prat

Tras el cónclave de la curia del Maule el miércoles en Curicó, el sacerdote se retiró molesto y habló de un caso de supuesto abuso sexual que habría terminado en el fallecimiento de la víctima.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 25 de Mayo 2018

CURICÓ/LINARES.- Las declaraciones emitidas por el párroco de Villa Prat, Sergio Díaz, acusando presuntos abusos de los que habrían sido víctimas jóvenes de la Región del Maule y, además, eventuales ocultamiento de estos hechos, motivaron la reacción inmediata del Ministerio Público en cuanto a abrir una investigación sin denuncia previa.


Así lo informó ayer dicha institución, al anunciar que la decisión fue adoptada por el propio Fiscal Regional, Mauricio Richards. Según explicaron fuentes calificadas, por ahora las pesquisas estarán a cargo directamente de la Fiscalía Regional, pero agregaron que se buscará que las asuma un fiscal especializado en investigar delitos sexuales.
Para ello, se apunta al fiscal Pedro Salgado, quien llegó a Talca en fecha reciente para asumir justamente dicha especialización. Se suma esto que Salgado, en su calidad de ex fiscal regional de Aysén, le tocó investigar el caso de Nabila Rifo -de alta connotación social- y logró una condena en tribunales contra el principal acusado.

 

NUNCIO Y OBISPO
Un dato relevante, en todo caso, es que los dichos del párroco de Villa Prat asocian los hechos al actual Nuncio Apostólico, Ivo Scapolo, quien supuestamente habría sido informado del supuesto delito. Otra autoridad que también tuvo conocimiento de estos hechos fue el actual obispo de Linares, Tomislav Koljiatic.
Se trata, en todo caso, de dos autoridades que cuentan con fuero legal, aunque ello no impide que sean llamados a declarar o que puedan colaborar voluntariamente con la investigación. En el caso del Nuncio, ello es más complejo, ya que se cuenta además con los privilegios de la representación diplomática del Vaticano.
Por el momento, se espera que los movimientos de la Fiscalía Regional sean inmediatos, en cuanto a que lo primero es llamar a declarar al propio párroco de Villa Prat, para que detalle los hechos y entregue todos los antecedentes. Se espera que ello ocurra en el corto plazo, sumado a las restantes citaciones a otros involucrados en los hechos.

 

“MOLESTO Y DOLIDO”
Por su parte, ayer diario El Centro tomó contacto con Sergio Díaz, perteneciente a Villa Prat, en la comuna de Sagrada Familia, sin embargo, el religioso se excusó de entregar nuevas declaraciones, ya que los dichos de un día antes, encendieron los ánimos en la parte más alta e íntima de la curia nacional, cuyos componentes le reprocharon haber ventilado ante los medios, situaciones que para algunos no era necesario abordar en público.
De hecho, en el cónclave efectuado el miércoles, en la casona del seminario San Pablo de Rauquén, pocos de los asistentes quisieron referirse al encuentro, y quienes sí lo hicieron mencionaron que monseñor Horacio Valenzuela había abordado aspectos del encuentro del Papá Francisco con los obispos chilenos que fueron citados a Roma hace algunos días.


El único que quebró este esquema formal fue el párroco Sergio Díaz, quien ante la televisión expresó haber estar “molesto y dolido” con la autoridad de la Iglesia Católica Chile, relatando que por su asesoría de apoyo a matrimonios, recorre gran parte del país, “y una vez supe que un cura violó a varios chiquillos, y esa vez, hablamos con el nuncio apostólico (Ivo) Scapolo”, para que conociera del caso, pero este, representante del Papa, no los recibió.
“Llegamos lloviendo, con frío, y me dice que no nos va a recibir, que no era por mí, sino era por los chiquillos que iban conmigo. Ante eso, Cómo no voy a estar herido, si el Papa confía en este nuncio, o confiaba plenamente”, dijo el párroco de Villa Prat, añadiendo las victimas del caso, correspondían a jóvenes de Talca y Santiago que presuntamente en el 2014 sufrieron abusos en el 2014 a manos de integrantes dependientes de la Diócesis de Talca.

 

EN LINARES
En la misma entrevista, el prelado recordó el presunto hechor de los actos, ante el obispo Valenzuela confesó la situación, por lo que fue apartado de sus actividades pastorales vinculadas a niños y jóvenes. A este caso el padre Sergio Díaz, agrega otro eventualmente ocurrido en Linares: “allí hay un chiquillo que fue abusado por un cura y resulta que el obispo (de Linares, Tomislav Koljatic) luego de recibir la denuncia, no contesta el teléfono, los curas encargados tampoco. Entonces, abusan de los jóvenes y luego se hacen a un lado”, afirmó
En tanto, Koljatic aseguró que el sacerdote acusado supuestamente de abuso sexual está marginado de sus actividades pastorales desde el año pasado y que se espera un pronunciamiento del caso por parte del Vaticano.


En rueda de prensa, la autoridad eclesiástica respondió a los emplazamientos del párroco de Villa Prat en la Región del Maule. Los hechos en cuestión se relacionan con el ex acólito Cristián Alcaíno, quien denunció haber sido abusado cuando tenía 11 años por el sacerdote Ramón Iturra, párroco de Constitución. Dado que su caso no fue escuchado decidió enviar una carta al Vaticano a través del obispo Charles Scicluna, durante los encuentros que este último sostuvo en Santiago.
El obispo linarense reconoció que la denuncia fue recibida en mayo del año pasado y luego se enviaron los antecedentes al Vaticano. De eso han pasado ocho meses y aún no hay respuesta.
“Recibida la denuncia el año pasado de un presunto abuso de un sacerdote hacia un menor en la Diócesis de Linares, inmediatamente se activó el protocolo, se hicieron las investigaciones previas. Yo dejé sin encargo pastoral al sacerdote, no tiene encargo pastoral, está en una casa particular ahora, se reunieron los antecedentes, se mandaron los decretos y cartas a Roma, y está la espera de la respuesta definitiva de Roma. Yo lamento que se hagan perder ocho meses, que no me hayan contestado, pero eso ya no depende de mí. Además, le solicité a un sacerdote que este cerca de él. En varias ocasiones ha llamado (cuatro veces) y se le ha contestado lo mismo, es decir, que se espera lo que diga el Vaticano. No hemos podido cerrar el ciclo porque no hay ninguna información desde Roma”, dijo el sacerdote.
Del mismo modo expresó que en la Diócesis (provincia de Linares y Cauquenes, además de Constitución) no existen otras denuncias de similares características.

 

TRANQUILO
El obispo de Linares, Tomislav Koljatic fue formado por el padre Fernando Karadima, ex párroco de “El Bosque” y castigado por la comisión de abusos sexuales.
En la instancia dijo estar tranquilo sobre su futuro tras la renuncia presentada ante el Papa Francisco por parte de todos los integrantes de la Conferencia Episcopal. “Estamos esperando la decisión del Santo del Padre. Él tiene toda la libertad y potestad de tomar las mejores medidas para nuestra iglesia. Es lo que estamos esperando. El llamado para la comunidad es a seguir orando como dice el Papa”, comentó.

Mauricio Poblete/César Hormazábal/Hernán Espinoza

Volver

Comentarios