Miércoles, 26 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Realizada de manera particular en el Hospital de Curicó

Formalizan a médico por negligencia en operación

Víctima identificada como María Moya, fue intervenida en julio de 2012 por un médico traumatólogo, a fin de corregir una deformidad en uno de sus pies. A pesar de ello, los problemas y dolores persistieron, por lo que tras dos años, interpuso una denuncia en fiscalía

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 19 de Noviembre 2016

CURICÓ.- Tras cerca de dos años de investigación, por cuasidelito de lesiones graves en el contexto de una negligencia médica, el Ministerio Público imputó cargos contra el médico traumatólogo, José Luis Ballester.

Se trata de una causa que tiene su origen en la operación que el citado doctor llevó a cabo el 5 de julio de 2012 en las dependencias del Hospital de Curicó, en una cirugía de carácter particular, destinada a corregir una deformidad (en específico, Hallux valgus, conocido comúnmente como “juanete”) en un pie de la paciente, identificada como María Adela Moya Villablanco.

A pesar de ello, tras la intervención, los problemas y dolores persistieron, por lo que la mujer recurrió a otro especialista, quien fue el primer profesional que le planteó sus dudas respecto a la metodología que se utilizó en la citada cirugía. Eso motivó que durante el 2014, la mujer ingresara una denuncia en la fiscalía, la cual derivó en una investigación, cuyos antecedentes (fichas, entrevistas a los involucrados, etc.) fueron remitidos a la Unidad de Responsabilidad Médica del Servicio Médico Legal (SML) de Santiago, con el fin de que emitieran un pronunciamiento. Tras un análisis de los datos, dicha instancia estimó que se estaba frente a una “negligencia médica”, puesto que a su juicio, hubo una “serie de irregularidades en el procedimiento”, por ejemplo, la no planificación previa de este, la ausencia escrita de un registro que justifique la técnica empleada, la ausencia de un consentimiento informado que diera cuenta a la paciente de las posibles complicaciones que podría experimentar, y por último, se indicó que la técnica utilizada no fue la adecuada al tipo de deformidad presente en la ahora víctima.

 

PERITO

El fiscal Miguel Gajardo, indicó que tales conclusiones fueron entregadas por un perito de traumatología del SML, con “experiencia en el tema”, lo que avala la actual postura, del Ministerio Público, de cara a los próximos pasos a seguir en tribunales, por ejemplo, en un eventual, juicio oral. Gajardo agregó que la mujer afectada es una persona que trabaja en el área del comercio, por lo que para atender al público debe mantenerse muchas horas en pie. “Manifiesta que tiene gran cantidad de dolencia en sus extremidades, producto de esta operación. Desde algo tan básico como comprar dos pares de zapatos, ya que un pie le quedó más ancho que el otro, no tiene el mismo número de zapato, tema que podría ser una cosa menor, pero efectivamente para una dama y alguien que trabaja de pie, puede traer graves consecuencias, además del daño psicológico que significa esta situación”, dijo.

 

PRÓXIMOS PASOS

Tras la audiencia de formalización de cargos, que se realizó el pasado martes en el Juzgado de Garantía de Curicó, dicho tribunal fijó un plazo de investigación de tres meses. Independiente a ello, la causa podría transitar por a lo menos tres caminos: un acuerdo entre las partes (víctima e imputado) de carácter reparatorio, una suspensión condicional del procedimiento, o bien, derechamente, vencido el plazo, la fiscalía debería presentar una acusación para arribar a la instancia del juicio oral.

Volver

Comentarios