Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Hogar de las Hermanas del Buen Samaritano en Molina

Formulan llamado para financiar cuarto pabellón

Si bien ayer se instaló la simbólica primera piedra del que será el nuevo edificio, los recursos para concretar su construcción aún no están asegurados

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Enero 2017

MOLINA.- Con la presencia del obispo, Horacio Valenzuela, se llevó a cabo la ceremonia de colocación de la “primera piedra” del que será el cuarto pabellón del recinto que cobija al hogar de la Congregación de Hermanas del Buen Samaritano en la ciudad de Molina.

Según lo manifestado por la madre, Patricia Ibarra, superiora general de dicha congregación, el proyecto contempla la construcción de un edificio de dos pisos, cuyo financiamiento aún no está asegurado. En ese contexto, desde la fundación El Buen Samaritano están llevando a cabo una serie de gestiones destinadas a poder amarrar los recursos necesarios  para dar aquel paso.

“Es muy urgente poder hacer este pabellón. Hay gente que ya se ha comprometido, pero necesitamos gente que se comprometa más, que sea parte de esta congregación”, acotó Ibarra. Por su parte, el presidente de la fundación El Buen Samaritano, Bernardo Fontaine, recalcó que la construcción de un nuevo pabellón, para lo cual se requieren cerca de mil millones de pesos, se trata de una necesidad “urgente”, considerando los cerca de 600 enfermos que dicho espacio acoge por estos días.

Por lo mismo, Fontaine indicó que desde la fundación que encabeza esperan poder iniciar las respectivas faenas, ya sea a fines del primer semestre del actual año, o bien, a inicios de la segunda parte de 2017. “Nos faltan recursos, queremos pedirles a la comunidad que nos apoye y nos ayude, pero esperamos ir completando los recursos en la medida que se vaya construyendo”, acotó.

 

CAPILLA

Previo a la instalación de la simbólica primera piedra del cuarto pabellón, el propio obispo Valenzuela fue el encargado de bendecir la nueva capilla ubicada al interior del hogar, recinto que pudo ser construido gracias al aporte financiero de una familia curicana.

Durante dicha ceremonia, se emitió un audio con la voz de la fundadora del hogar, la madre Irene García de Prado, quien recordemos, por motivos de salud, desde fines de 2015 no pudo continuar a la cabeza de la citada congregación. La actual superiora general, Patricia Ibarra, dio cuenta de su actual condición.

“Por estos días tuvo un pequeño bajón, está un poquito más decaída, sin fuerzas, son tantos los años de trabajo que ella ha tenido, que le generó un deterioro físico. Ella ya no se levanta, hay que hacerle todo, pero está muy consciente. Todo lo recuerda, por eso dio ese saludo, ya que sigue pendiente de todo. Ella dice que reza por todos, que su vida ahora es hacer oración por los demás”, dijo.

Volver

Comentarios