Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Cielos Nubosos
Su pareja tenía la mercancía a granel

Funcionaria es detenida por vender marihuana al interior de hospital

La mujer, identificada como Mariluz Rojas, se desempeñaba en la Central de Traslado de Pacientes en el Hospital Regional de Talca, recinto que denunció el microtráfico a la policía

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 12 de Noviembre 2016

TALCA.- Con ampliación de la detención hasta el lunes, quedó Mariluz Rojas Sánchez y su pareja, Alejandro Ochoa Bahamondez, quienes son acusados de microtráfico, ya que la mujer fue detenida por la Policía de Investigaciones el jueves por la tarde, en el momento preciso que se disponía a comercializar marihuana al interior del Hospital Regional de Talca (HRT).

Rojas, quien se desempeñaba como funcionaria administrativa en la Central de Traslado de Pacientes del recinto asistencial, cayó por infracción a la Ley de Drogas, tras un seguimiento realizado desde hace semanas por la PDI.

El jefe de la Brigada Antinarcóticos de Talca, comisario René Isla, informó que “la mujer era la que efectuaba las transacciones de drogas y el hombre, que es su pareja, tenía una cantidad determinada de cannabis sativa procesada en su domicilio ubicado en Población Doña Clara”.

Respecto a los otros funcionarios que compraban la marihuana, el comisario Isla aclaró que es materia de investigación “y no se descarta que pudieran haber más personas involucradas. Por ahora, hay dos personas detenidas que pasaron a disposición del Tribunal de Garantía.”

Fueron dos meses de investigación y que dieron por resultado esta pareja en prisión; 109,21 gramos de cannabis sativa procesada, un millón 500 mil pesos, un auto y una balanza digital decomisados.

 

NO HAY SUMARIO

El director del HRT, doctor Alfredo Donoso, explicó respecto al complejo caso,  que “hubo una denuncia por un hecho de esta gravedad y nuestra obligación es informar a la policía. Ellos son los que toman la situación en sus manos y hacen investigaciones pertinentes para sacar adelante el proceso.”

Admitió el director que es “muy difícil hacer una investigación interna en estos casos, porque a pesar de que nosotros tenemos las alertas puestas y estamos induciendo a que estos delitos sean denunciados a la brevedad, no tenemos las competencias para hacer seguimiento de drogas. No hay una rutina de exámenes de pesquisa de consumo de drogas, pero ante una sospecha sí se investiga. No descarto consumo de drogas adentro del hospital pero no hay evidencia. No conviene hacer un sumario en este momento, si ya la persona está detenida. Estoy esperando a ver qué ocurre con la investigación porque si hay delito, ella no puede trabajar en otro hospital.”

Karin Lillo

 

Volver

Comentarios