Miércoles, 21 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo nacional visitó la región

Fundación Iguales insta a abordar la diversidad

La organización dio cuenta de su desafío local y nacional por educar en temas vinculados a la diversidad sexual.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 08 de Abril 2018

TALCA.– Cuantificar las brechas en salud, trabajo u otros ámbitos, educar e impulsar iniciativas legales referidas a la diversidad sexual ha sido un trabajo encarado principalmente por las organizaciones pro diversidad.
Pero dicha tarea demanda un desafío mayor, la creación de una institucional que aborde y promueva estos temas, siendo esta una de las principales aspiraciones para la Fundación Iguales, según dio cuenta Juan Enrique Pi, presidente ejecutivo de la entidad, quien visitó tierras maulinas para apoyar el trabajo local dirigido por David Castro, coordinador regional.


Ejemplificando, Pi explica que con la creación de la Dirección de Educación de la fundación, el año pasado el rol de educar se convirtió en una de las tareas constantes para el equipo de Iguales. Sin embargo, según da cuenta, “ese es un trabajo que hacemos nosotros porque hoy en día en Chile no hay ninguna institucionalidad capaz de llevar a cabo esa tarea”.
Por lo tanto, la reforma principal a impulsar es la creación de una institucionalidad que se encargue de educar a la población para lograr, por ejemplo, prevenir la discriminación y no sólo reaccionar a ella como sucede actualmente, según aseguró Pi.
“Hoy la Ley Antidiscriminación lo que permite es entregar una demanda, ir a un Tribunal cuando uno ya es discriminado. Requerimos por parte del Estado que eduque, en que somos una sociedad en la cual todos somos distintos y hay un valor en eso. Y por lo tanto, que haya una institucionalidad encargada de prevenir”, dijo.

 

CUANTIFICAR
Un elemento preocupante para la fundación, se vincula a la “invisibilidad” de las brechas de las personas LGBTI en vivienda, trabajo, educación y salud, dada la falta de registros y estadísticas. Sobre salud por ejemplo, Pi asegura que no se cuenta con estadísticas, más allá de ciertas enfermedades específicas como por ejemplo el VIH.


“Pero en general, por ejemplo, en salud de mujeres lesbianas, de mujeres trans o de hombres trans hay una tremenda invisibilización de las brechas de ejercicio de derechos que puedan estar teniendo. Como ha habido una invisibilización al no querer decir cuáles son los problema que tienen este grupo de personas en el ejercicio de estos derechos nosotros no podemos tampoco decir cuál es la mejor forma de solucionarlo”, aseguró.
A propósito, el presidente ejecutivo, asegura que están levantando la petición a los distintos servicios públicos. “Necesitamos cuantificar las brechas salariales, en el acceso a la vivienda, en la deserción escolar. Tal cual como se ha hecho por ejemplo respecto de la mujer, respecto de los pueblos originarios”, dijo.

 

EL DESAFÍO
DE EDUCAR
La desinformación en materia de diversidad sexual es uno de los retos por vencer para la fundación, siendo uno de los desafíos en el plano local. “En general los ciudadanos no conocen las diferencias entre orientación sexual e identidad de género. Las diferencias entre una persona gay y una persona trans. Y tampoco están muy al tanto de las discriminaciones constantes que sufren, no solamente de las estructurales que son las más evidentes, como por ejemplo que no puedan acceder al matrimonio o a su identidad, sino que además otro tipo de discriminaciones que se encuentran en su día a día, en el ejercicio de sus derechos”, detalló Pi.
Considerando la ruralidad de la región del Maule, la fundación busca abordar estos espacios desde las municipalidades, aunque reconocen que no han tenido la llegada aspirada. “Si bien hasta el día de hoy no hemos tenido quizá el compromiso o llegada el mundo rural que hubiésemos querido, de todas maneras, entendemos que la mejor forma de llegar al mundo rural con la diversidad de los derechos humanos es a través de los municipios”, cuenta Pi.


Por su parte, Castro explica que en la región existen planes educativos pre- formados, que se evalúan de acuerdo a la necesidad de las instituciones para llegar a distintos espacios de la región. “Como fundación anualmente realizamos un plan del trabajo, el cual se presenta por las regiones, donde generemos estos proyectos individuales con características propias de la región que nos permite actuar de forma descentralizada y mirando la realidad que tenemos en la región”, dijo el dirigente local.
Desde el ámbito de la educación, un aspecto positivo también destaca: la apertura de los jóvenes a estas temáticas. “La recepción de los jóvenes es muy positiva. La brecha cultural no específicamente de las edades, sino en las sociedades, como la sociedad dejó de ver a la diversidad sexual y a las personas diferente y en ese sentido los jóvenes tienen una recepción mucho más amable y más inclusiva”, sostuvo Pi.


En relación a la realidad local, Castro explicó que la región “es mucho más conservadora” que otras “lo cual nos mantiene un poco limitados”. A su vez, agregó que, “no sabemos bien la realidad que se nos viene con el nuevo gobierno, pero hemos tenido buen apoyo de redes institucionales y creo que los jóvenes son quienes tienen esta necesidad de ser educados y que otros se eduquen”, dijo.

Wendy Lucena

Volver

Comentarios