Jueves, 13 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Crisis del azúcar

Gobierno entre a la pelea por Iansa y pide aplazar en dos años cierre de planta en Linares

Autoridades valoraron la decisión del ejecutivo de defender la producción remolachera en el Maule sur.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 18 de Julio 2018

LINARES.- El Gobierno a través del Ministro de Agricultura, Antonio Walker entró de lleno en la “pelea” por salvar la planta Iansa Linares y pidió a los controlares de la compañía aplazar en dos años el cierre de la industria remolachera en el Maule sur.
“Tenemos esta semana una reunión con el presidente de Iansa, hemos hablado en innumerables veces para tratar de darle dos años más a la planta, y vamos a ver cómo nos va. No pierdo la esperanza, ya que hay una ventanita abierta todavía, de que al conseguir las 5.000 hectáreas de siembra que nos pide Iansa para el Maule Sur, podamos definitivamente, ojalá no cerrar la planta”, dijo ayer el secretario de Estado.


Walker junto al intendente regional Pablo Milad estuvo en Linares y abordó esta materia hace unas semanas, por lo mismo conoce perfectamente la problemática. “Esta medida se suma a otras que hemos impulsado desde el Gobierno central en conjunto con las autoridades regionales. Un ejemplo de esto es el apoyo que se quiere entregar principalmente a los pequeños agricultores usuarios de Indap. Estamos haciendo un gran esfuerzo en conjunto con el Gobierno Regional e Indap para otorgar 1.500 millones de apoyo para los próximos tres años para ir en ayuda de los agricultores afectados”, añadió.
La azucarera es administrada por la británica ED&F Man y su cierre conllevaría a unas cuatro mil personas y una fuga de 32 millones de dólares desde la zona linarense. “Le he explicado a los ejecutivos de Iansa que la decisión de cerrar la planta es necesario posponerla porque en los negocios los precios son cíclicos, y nosotros lo que le estamos pidiendo que pueda aguantar un par de años antes de tomar esta decisión tan drástica porque después echar a andar una planta cuesta muchísimo y los precios van y vienen”, subrayó.


El ministro Walker también se refirió al millón 300 mil dólares que la compañía paga por impuesto verde. “El pago de impuesto verde de Iansa consideramos que es bastante injusto, porque es un impuesto que se puso para las termoeléctricas, y la agroindustria solo ocupa un período del año sus industrias. La fórmula de cálculo para pagar el impuesto verde está mal hecho, porque en vez de sacar un promedio de los 12 meses, se saca uno con los meses en que está funcionando la planta”, puntualizó.
Diario El Centro intentó conversar con el presidente de la Federación Nacional de Remolacheros y el líder del Sindicato de Trabajadores, Ricardo Escalona y Ciro Tapia, respectivamente, pero ninguno respondió sus teléfonos celulares.

 

JEFE COMUNAL
Las palabras del titular del agro fueron vistas como una luz de esperanza por el alcalde de Linares, Mario Meza. “Lo hemos indicado desde el comienzo. El Gobierno debe intervenir y me parece muy bien que el ministro Walker haya asumido un liderazgo en esta materia. Esta es una luz de esperanza en torno al funcionamiento de Iansa para los próximos dos años. Estamos hablando de un planteamiento serio y responsable a la compañía que es dueña de la azucarera. El cierre de esta planta en Linares es un verdadero desastre y no podemos permitir su cierre”, comentó el jefe comunal de RN.
El diputado de la oposición, Manuel Matta (DC), dijo que es necesario seguir profundizando el dialogo con los dueños de Iansa y potenciar el apoyo para que los remolacheros se puedan reconvertir a otros productos. “Es una reacción tardía, pero positiva. Espero que esto sea el inicio de buenas noticias para los remolacheros y los trabajadores de Iansa Linares”, dijo el congresal de la DC.
En tanto, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) manifestó que “ me parce que lo que hace el ministro de agricultura pidiendo a la empresa Iansa que mantenga por dos años la planta de Linares, es perfectamente producible, es lógico, tiene sentido. Aquí no hay una orden, no se puede, pero particularmente en políticas públicas cuando ha habido circunstancias problemáticas para la empresa se les ha ayudado, del mismo modo creo que al revés, cuando hay un problema real, sensible, que afecta tan fuertemente a Linares y a la región del Maule, es justo solicitar ese gesto”.
Los involucrados han insistido que la próxima semana es clave para el futuro de la industria. Entre el jueves 26 y el lunes 30 de julio se debe conocer una decisión final.


César Hormazábal

Volver

Comentarios