Martes, 25 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Monseñor Horacio Valenzuela:

“Haré todo lo que esté de mi parte para ayudar a restablecer la comunión eclesial en Chile”

Tras la carta del Papa Francisco múltiples han sido las reacciones por parte de los actores de la Iglesia Católica. Mediante un comunicado, el obispo de Talca expresó su sentir ante el llamado de los obispos a Roma.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 15 de Abril 2018

TALCA.- La disposición de cargos e incluso el envío de un visitador apostólico a algunas Diócesis del país, han surgido en el debate público y mediático luego de la carta enviada por el Papa Francisco que expresa su postura tras la evaluación hecha por monseñor Charles Scicluna, quien indagó acusaciones en contra del obispo de Osorno, Juan Barros.
Consecutivamente ha regresado a la agenda pública los nombres de los obispos Horacio Valenzuela, de Talca, y Tomislav Koljatic, de Linares, por sus pasados vínculos con Fernando Karadima. Las definiciones se evaluarán en Roma, durante el encuentro citado por el Sumo Pontífice, que convocará a todos los obispos chilenos.


A propósito de lo sucedido, ayer por la tarde, monseñor Horacio Valenzuela emitió un comunicado en el que reafirmó su profunda adhesión y disponibilidad al Papa. “Haré todo lo que esté de mi parte, en colaboración con él, para ayudar a restablecer la comunión eclesial en Chile, con el objetivo de reparar en lo posible el escándalo y restablecer la justicia.”
En la carta la primera autoridad de la Diócesis de Talca, señaló esperar que las medidas que implementará el Santo Padre a corto, mediano y largo plazo beneficien especialmente a las víctimas y también a la iglesia diocesana y nacional. “Siento propio el dolor y vergüenza que le ha causado al Papa y a la iglesia de Cristo nuestra situación (…) Acogemos con humildad el llamado que nos ha hecho ponernos en estado de oración, para que este tiempo tan tiste y doloroso, brote en un tiempo de sanación y vida nueva para todos”.
Para finalizar, en el escrito Valenzuela les suplicó a las parroquias, movimientos y otras pastorales pedir por los obispos para que se haga la voluntad de Dios en el pronto encuentro que se establecerá en Roma con el Papa Francisco.

 

REACCIONES EN LA
DIÓCESIS DE TALCA
Por su parte, el vicario general de la Diócesis de Talca, Mario Molina tomó su tiempo para conversar con Diario El Centro.
“Al leer la carta no me queda demasiado claro si está tratando el tema de Osorno o el tema en general. El problema en general es muy amplio y parece que va a ir por ahí, porque están citando todos los obispos y frente a eso tenemos que esperar noticias, lo demás son puras suposiciones”, dijo.
La existencia de un problema de abusos de menores, es reconocida por Molina, quien además da cuenta de su preocupación por la extensión en otras áreas, no solo en la iglesia. “Yo recuerdo bastante que el año en que todo Chile estuvo preocupado del problema de Karadima había 2 mil 400 denuncias ese año y todos sabíamos de una, de la de Karadima. O sea que es un problema mayor, no solo de la iglesia sino de toda la sociedad”, mencionó.


Consultado por sus expectativas de este venidero encuentro, dijo esperar “que tomen buenas decisiones, pero no voy a suponer nada. Cuando vengan habrá que ponerla en práctica, hacerlas”, señaló.
Sobre las medidas a tomar, el sacerdote asegura que ya se han tomado.
Sobre posibles cambios en las diócesis de Talca y Linares, fue enfático en defender el liderazgo de Valenzuela. “El obispo de aquí es un buen obispo, trabaja muy bien. Es muy recto y un hombre de mucha oración”. A propósito de los vínculos con Karadima, dijo que “nunca va a faltar una persona irresponsable que juzgue, pero no vamos a funcionar por eso, cualquiera dice lo que se le ocurre”, dijo.
Sobre la necesidad de un cambio en el Obispado, dijo que “específicamente en Talca, no”.
En cuanto a Linares, expresó que “lo conozco de saludo y no se más, pero yo diría lo mismo”.
Dada la situación actual que vive la iglesia, el sacerdote instó a la ciudadanía a ser responsables. “No lleguemos y hablemos con ligereza”, sostuvo.

 

OBISPADO
Culminado la 115ª Asamblea Plenaria de Obispos del país y ante la carta del Papa Francisco, que sin duda marcó el encuentro, los Obispos de la Conferencia Episcopal hicieron público un mensaje sobre dicha misiva.
“Acogemos con fe y obediencia filial esta carta. Junto al Papa, sentimos dolor y vergüenza porque, a pesar de las acciones realizadas estos años, no hemos logrado que las heridas de los abusos sanaran en los corazones de muchas víctimas y siguen siendo una ‘llaga abierta en el corazón de la Iglesia en Chile. Al mismo tiempo, renovamos nuestra esperanza porque vemos en esta intervención del Sucesor de Pedro un camino concreto para que juntos podamos ayudar a sanar y reparar las heridas que aún permanecen abiertas. La carta del Papa la recibimos como una invitación a asumir con magnanimidad y humildad este desafío”, cita el documento.
A su vez, describe que la Iglesia, iniciara un proceso de oración, escucha, discernimiento y disponibilidad.


“Queremos hacernos cargo de los errores que nos correspondan y corregirlos, de tal forma que la Iglesia sea, cada vez más, un ambiente sano y seguro para niños, niñas y jóvenes (…) Pedimos a nuestras comunidades que nos ayuden con su consejo y oración, como lo pide el propio Papa; las víctimas han de ser el primer motivo de nuestra plegaria y reparación”, agrega.

Wndy Lucena/
Marianela Rodil

Volver

Comentarios