Sábado, 15 de Diciembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Despejado
Nunciatura Apostólica comunicó la decisión de la Santa Sede

Hermanas del Buen Samaritano de Molina tendrán “acompañamiento” del Vaticano

La estancia de los dos religiosos enviados por la instancia papal será durante un plazo de tres meses y se concretará a partir de enero de 2019.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 07 de Diciembre 2018

TALCA.- El Vaticano dispuso llevar a cabo una Visita Apostólica a las Hermanas del Buen Samaritano de Molina, debido a la compleja crisis que está atravesando dicha institución que cuida a los enfermos terminales.


Cabe señalar que la mencionada congregación de religiosas ha sufrido una serie de problemas internos tras la muerte de su fundadora, la madre Irene García de Prado, que quedaron en evidencia en la emisión de un reportaje de investigación, donde ex religiosas acusaban malos tratos, abuso de poder, tocaciones, entre otras denuncias que se están investigando, además de conocerse el testimonio de la ex monja Consuelo Gómez, quien señaló que fue abusada sexualmente por una religiosa en España.
A raíz de esto, el administrador apostólico de la Diócesis de Talca, monseñor Galo Fernández, sugirió a la Santa Sede acompañamiento para el Buen Samaritano y antes de ayer se presentó la visitadora apostólica, la religiosa Rosario Alonso, quien tiene que dejar la dirección de un establecimiento educacional en Iquique, para radicarse en la congregación de Molina junto al sacerdote en calidad de “socio”, Maurizio Bridio.
La estancia será durante un plazo de tres meses y se concretará a partir de enero de 2019.

 

ACOMPAÑAMIENTO
El obispo interino de Talca señaló que durante la visita apostólica serán escuchadas las religiosas que pertenecen o que han sido parte de la institución, así como las personas particularmente vinculadas a ella, con la finalidad de recoger información necesaria para un conocimiento profundo de la congregación, transmitir dicha información al Vaticano, para que se tomen las decisiones pertinentes si existe el caso.


“La visita apostólica va a permitir -si es que hay antecedentes suficientes- abrir otras investigaciones canónicas y tendrán que abrirse. La visita apostólica viene a conocer y escuchar más cerca a la congregación”, indicó Fernández.
Añadió que se han ido de la congregación entre 10 y 14 religiosas en el último tiempo, lo que obedece a una crisis que está viviendo la institución.
“La visita apostólica brota a propósito de la investigación previa y también tiene que decidir, a propósito del proceso a continuar en la investigación judicial. La visita quiere estar más de cerca para tomar las determinaciones que hay que hacer, pero no solo en el proceso canónico sino que también en el acompañamiento a la comunidad”, señaló el obispo.

 

EN TERRENO
La visitadora apostólica y el socio, entrevistarán “muy cercanamente y con toda tranquilidad a las hermanas de la congregación, tanto las que están hoy día como las que han salido y también a muchas otras personas que están en el entorno, tanto del hogar de Molina como de las otras casas que tiene la congregación”, indicó Fernández.
Recalcó que es la vía adoptada por el Vaticano para tomar las mejores decisiones que se tengan que adoptar por el bien de dicha comunidad diocesana.

Karin Lillo

Volver

Comentarios