Jueves, 15 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Madre insiste que sea trasladado a Talca

Hospital asegura que atención a bebé con encefalocele es acorde a sus necesidades

La historia de Aaron Albornoz González de 40 días conmueve por su condición, pero más por su historia familiar, donde la madre tarda cerca de tres horas en llegar al Hospital de San Javier, ya que vive en el sector rural de San Clemente

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 22 de Julio 2016

TALCA.- El lactante Aaron Albornoz González tiene poco más de 40 días de vida. Desde que estaba en el vientre de su madre, Bernarda González, que se sabía que presentaba encefalocele occipital, una malformación poco común y con escaso pronóstico de sobrevida, pues parte de su cerebro se desarrolló fuera del cráneo, condición que lo ha tenido internado siempre.

El pasado lunes, una especialista del Hospital Regional de Talca le informó a la mamá que su hijo sería trasladado al Hospital de San Javier, medida que no tuvo el apoyo de la mujer, pues ella considera que su hijo estaría mejor cuidado en el recinto de alta complejidad y no en el de San Javier.

Por otro lado, la familia de Aaron vive en el sector rural de la comuna de San Clemente, y para tomar locomoción deben caminar cuatro kilómetros, de ahí llegar a Talca y posteriormente trasladarse al otro hospital, situación que abarca cerca de seis horas, entre la ida y la vuelta.

 

ATENCIÓN ASEGURADA

Frente a este conmovedor caso, la directora del Hospital de San Javier, la enfermera Gisela Krause, aseguró que el recinto cuenta con las condiciones para atender al bebé y sus necesidades. También que el trasladado obedece a que los servicios de salud de la región trabajan en red.

“Se encuentra en buenas condiciones generales, estable, sin nuevos diagnósticos y sin  complicaciones. Con medidas de soporte para sus patologías de base. Desde el punto de vista de enfermería, requiere de cuidados básicos, aseo, confort, alimentación por sonda neogástrica, curaciones de encefalocele por enfermera, cambios de posición y cuidados de la piel. El recién nacido a encuentra en una sala individual calefaccionada según sus requerimientos”, indicó la profesional.

Por otro lado, la directora afirmó que a la madre también se le está ofreciendo apoyo. “A la madre del paciente se le ha ofrecido alimentación (desayuno y almuerzo) no haciendo uso de esa garantía. Además, a través de la trabajadora social se le pagarán los pasajes de sus traslados y a modo de apoyo emocional y orientación se le ofreció acompañamiento de psicóloga del programa Chile Crece Contigo. Nuestro hospital hará todo lo que corresponda para asegurar una atención segura y oportuna al paciente, así como también el apoyo a la madre”, enfatizó Krause.

Bernarda en tanto se pregunta: “quién se hace cargo de estos niños. Yo me siento horrible porque tengo que viajar seis horas porque a ellos se les place tenerlo en un hospital de menor complejidad. Es como hacer un llamado de atención, eso es lo único que quiero. Hasta el minuto no hay ninguna solución, no lo quieren trasladar a Talca. Pero allá en San Javier igual me lo cuidan, pero yo no puedo dejar botados a mis otros hijos en el campo”, explicó.

 

Volver

Comentarios