Sábado, 16 de Diciembre de 2017
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
520 denuncias han registrado Carabineros en lo que va de año

Hurtos en comercios del centro se mantienen en escalada

Los delincuentes, generalmente, hurtan un producto menor a media UTM, que por la ley no acarrea mayor consecuencia penal. La autoridad policial insta a denunciar los hechos.

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 13 de Junio 2017

TALCA.- Sistema de cámaras, personal vigilante en los pasillos, sensores y una visión de “águila”, deben tener los comerciantes del centro de la ciudad para evitar ser hurtados. Pero, estos mecanismos, muchas veces, quedan limitados ante la agilidad de los delincuentes, quienes no se distinguen por sexo ni edad.

La incidencia de hurtos se ha generalizado y sigue en escala este año, lo que preocupa a los comerciantes, quienes aseguran tener significantes pérdidas económicas. “Es preocupante, hay que hacer un análisis más profundo porque esto va creciendo y no puede ser sostenido en el tiempo”, señala Fernando Jiménez, presidente de la Cámara de Comercio, Turismo y Servicios de Talca.

Parejas, familias con niños, mujeres con bebé en coche y hasta niños se dedican a estos hurtos. “Viene un hombre y una mujer, o de repente entra una persona y vienen tres detrás, que hacen como que están separadas y entonces empiezan a pedir cosas. Y la otra, mientras tanto, se va llevando cosas”, explica Priscila Rojas, comerciante de la zona céntrica.

El modus operandi para hurtar y guardar el “botín” es diverso. Algunos guardan la mercancía en sus chaquetas y bolsos. Otros optan por quitar la etiqueta del producto, para alegar que lo traían consigo. Y un modo más osado, aplicado generalmente por mujeres, quienes ocultan los productos en los coches de sus guaguas.

“Hurtan siempre, incluso hace pocos días hubo uno. Era un caballero, una señora y un niño y robaron un juguete. Nos dimos cuenta por las cámaras. Roban juguetes, perfumes, cosas de casas eso es lo que más roban”, cuenta Deyanira Gómez, vendedora.

No siempre es posible percatarse del hurto. A veces, los comerciantes se enteran tiempo después que el delincuente ha partido. “En lo que va de año han robado como 10 veces. Y uno se da cuenta  cuando ya es tarde porque vemos que falta la ropa en un colgador y es porque han sacado la prenda y se la han llevado”, señala Rojas.

 

REINCIDENCIA

La captura del hampón, cuando sucede, no ha significado una disminución en los hechos porque, según explican, éstos quedan en libertad rápidamente. “La ley también tiene límite de monto. Si el monto no supera cierta cantidad es un daño menor y los sueltan al otro día”, detalla Jiménez.

Una situación rechazada por los comerciantes, quienes aseguran que esto genera reincidencia en los delincuentes. “A nosotros no nos toman mucho en cuenta porque es algo pequeño. Pero de todas maneras un robo igual significa dinero para nosotros. Son productos chicos pero cada cosa tiene su valor y esfuerzo”, dice Irma Garrido, locataria.

 

CARABINEROS

Los altos niveles de reincidencia son reconocidos por Carabineros, quienes aseguran que los perfiles o patrones de los delincuentes se tienden a repetir.

“Tenemos una tasa de reincidencia bastante alta. Permanentemente nos podemos dar cuenta que son personas que tienen antecedentes anteriores, ya sea por hurto u otro delito contra la propiedad o las personas”, explica el capitán Raúl Arismendi, subcomisario de los Servicios, de la Tercera Comisaría de Carabineros.

Según explica el capitán, las personas que hurtan un producto en valor menor a media UTM (poco más de 23 mil pesos), pueden quedar en libertad. Una situación que los delincuentes usan a su favor. “Cuando hay una persona detenida se realiza la respectiva comunicación al fiscal, quien puede instruir si la persona pasa a control de detención o queda en libertad a percibir del artículo 26 del código procesal penal, que en este caso es con fijación de su domicilio. Estas personas saben que tienen un cierto límite para poder hurtar y que eso no traerá consigo una mayor consecuencia a nivel penal”, explica.

 

DENUNCIAS

A la fecha durante el 2017, Carabineros lleva un registro de 520 casos denunciados y con personas detenidas. Mientras tanto, en el primer semestre de 2016, se registraron 534 casos. “En relación al delito de hurto, tenemos implementado un servicio focalizado que son nutridos a través de la denuncia que realizan las personas. Una herramienta que hoy día está siendo utilizada es la plataforma del Sistema de Análisis Táctico Territorial. En base a esto, tenemos focalizados la línea 1 Sur puntualmente para el caso del hurto”, explica el capitán.

Dados los aportes de las denuncias, el funcionario policial insta a los comerciantes a mantener las denuncias, para nutrir el sistema de información y orientar sus recursos humanos y logísticos.

Una medida recomendada por el capitán Raúl Arismendi, consiste en que el comerciante llame al cuadrante 9-8293-9878, cada vez que tengan alguna sospecha que existe alguien con características no habituales. La presencia policial y el control de identidad podrían evitar un hurto.

Wendy Lucena

 

Volver

Comentarios