Domingo, 23 de Septiembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos Nubosos
Conmovedor caso

Imploran ayuda de las autoridades para renovar implante auditivo de menor

Lograron juntar hace años, 20 millones de pesos para instalarle un Implante Coclear a Antonia, pero ahora requieren con urgencia 10 millones de pesos para otro, situación que los ha obligado a deambular de un servicio público a otro. En el último que solicitaron recursos, le negaron ayuda

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 29 de Abril 2016

TALCA.- Antonia tiene hoy 17 años y estudia en un liceo de la capital maulina como cualquier adolescente normal. Sin embargo, está perdiendo nuevamente la audición y hace días que está presentando constantes jaquecas, sangramiento de nariz, dolor de oído, situación que es provocada por el Implante Coclear, un transductor que transforma las señales acústicas en señales eléctricas que estimulan el nervio auditivo, pero que en este caso no está cumpliendo su función debido a que ya terminó su vida útil.

El problema, en el caso de Antonia, es que cuando su familia –con mucho esfuerzo- logró juntar los 20 millones de pesos que cuesta el instrumento y le instalaron el aparato en una clínica privada en Santiago, no le dijeron a Javiera Arjona, madre de la menor, que tenía un tiempo limitado de uso.

 “Antonia nació con una hipoacusia bilateral severa, eso es sordera profunda en los dos oídos. Cuando tenía siete años, el doctor dijo que lo mejor era operarla, colocarle el implante. Tenía un costo de 20 millones de pesos que logramos juntarlos, y se operó el 2007. Pero a mí nunca me dijeron en la clínica que me estaban haciendo esclava de esa marca Coclear. Ella toda su vida va a tener que usar el dispositivo que le pusieron en su cerebro y en el oído. Pregunté y ya no hay repuestos para este modelo, la antena está discontinuada, etc. Renovarlo en otra versión sale 10 millones de pesos, de dónde saco esa plata”, manifestó la madre.

TOCANDO PUERTAS

Desde el 2014 y hasta hace dos días, se ha dirigido a Junaeb, Senadis, Ministerio de Salud, ha escrito cartas exponiendo su caso a la Presidenta Michelle Bachelet, ha ido al Ministerio del Interior, la derivaron a la Gobernación de Talca y finalmente fue el Servicio de Salud Maule el que le negó ayuda y le recomendaron hacer público su caso, para así lograr solucionar su problema.

Molesta la mujer, reclama que no es el único caso en el país y “hoy en Chile, escuchar es un lujo. Por qué me tuvieron dos años yendo a todos esos lados, diciéndome que verían si me podían ayudar y al final me negaron algo que es un derecho. Hasta hice los trámites para que Antonia se atienda en el sistema público y recibiera apoyo del Estado, pero finalmente nos dicen que no trabajan con ese tipo de implantes. Estoy muy frustrada y necesitamos con urgencia recursos. Mi hija recién está empezando a desarrollarse y ella quiere estudiar en la universidad. Hoy ella lee los labios y así ha logrado estudiar”.

 

Volver

Comentarios