Martes, 13 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Edificio es Monumento Nacional

Inician investigación por faenas de demolición de ex Teatro Victoria

Personal del CMN se trasladó desde Talca hasta Curicó estableciendo la “inmediata paralización” de los trabajos que se ejecutaban. Motivado por un tema de “seguridad”, propietario del recinto aseguró que trabajos contaban con los correspondientes permisos desde el municipio

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 30 de Septiembre 2016

CURICÓ.- Tras la que fue la demolición del ex Club de la Unión, a muchos curicanos que el pasado miércoles transitaron por el casco histórico de la ciudad, les llamó la atención que maquinaria pesada también estuviera trabajando en la parte trasera del edificio del ex Teatro Victoria, el cual colinda en dicho sector con la citada estructura.

 Las “sospechas” se acrecentaron más aún cuando el ex Teatro Victoria se trata de un inmueble que durante el presente año fue declarado Monumento Nacional, en la categoría de Monumento Histórico, por lo que en estricto rigor se encuentra “protegido” por el Consejo de Monumentos Nacionales (CMN), es decir, cualquier proyecto que el propietario quiera ejecutar, debe contar con el visto bueno de los profesionales de aquel organismo. En ese contexto, al enterarse de tales faenas, personal de aquella institución de corte estatal, se trasladó desde Talca hasta Curicó, estableciendo la “inmediata paralización” de las faenas que se estaban efectuando en el ex Teatro Victoria. A fin de obtener mayores datos, Diario El Centro tomó contactó con el coordinador regional del CMN, José Guajardo, quien se excusó de entregar antecedentes, puesto que se trata de una materia que está “bajo una investigación en curso”, asegurando no estar autorizado por sus superiores para emitir algún tipo de declaración al respecto.

 

SEGURIDAD

Quien sí accedió a hablar fue el actual propietario del ex Teatro Victoria, el empresario Gabriel Lozano, quien indicó que tras la demolición del ex Club de la Unión, las paredes de la parte posterior de dicho inmueble “se resintieron” más de lo que estaban, por lo que a fin de evitar algún tipo de accidente, donde se viera involucrado algún tercero, tomó la decisión de llevar a cabo las faenas que a la postre fueron paralizadas. “Fue un problema 100% de seguridad (…) la pared del fondo, la parte de abajo, que era de adobe, ya estaba la mitad en suelo. Eso quedó una gelatina hacia arriba”, dijo.  Lozano agregó que tales faenas, en específico, la parte trasera del ex teatro (la única zona que pensaban intervenir), contaban con la autorización de la municipalidad. “Aquí nuestra idea es por un tema exclusivo de seguridad. Quién va a ser responsable el día que a alguien le caiga un ladrillo en la cabeza. Esa es mi pregunta”, acotó. El trabajo que se alcanzó a llevar a cabo, estuvo en manos de la empresa RP Demoliciones, la misma que ejecutó el desplome del ex Club de la Unión.

“ATADO DE MANOS”

Por último, al ser consultado respecto a alguna iniciativa que tenga proyectada “a corto plazo” para dicho recinto, Lozano aseguró estar “atado de manos”, pues “cualquier paso que quiera dar”, necesariamente debe ser visado por el CMN. “Qué proyecto podemos tener, si no nos dejan hacer nada. Aquí hay que hacer un proyecto y presentárselos a ellos, si a ellos les gusta, bien, si no les gusta, hay que presentarles otro (…) No sé qué es lo que hay que hacer. Quedará ahí, para el futuro de Curicó”, concluyó.

Volver

Comentarios