Miércoles, 14 de Noviembre de 2018
Indicadores económicos UF: Dólar: Euro:

Calidad del aire

Intervalos nubosos con lluvia debil
Tras reunión con ejecutivos de Iansa

Intendente llama a productora a sembrar remolacha

Sigue la incertidumbre sobre el futuro de la planta azucarera

Periodista: Diario El Centro - Fecha de Edición: 03 de Abril 2018

LINARES.- Todos los actores políticos de la zona y el Maule han reaccionado ante la posibilidad que el próximo año se cierre definitivamente la planta Iansa en la ciudad de Linares.
Dado lo anterior el intendente regional Pablo Milad llamó a los productores ha sembrar remolacha y con ello permitir el funcionamiento de la compañía. “Hemos tenido una reunión muy cordial con la empresa Iansa. Ellos tienen la mejor deposición y nos han mostrado su realidad actual. La gente debe ser consciente que este es un proceso donde nosotros vamos a buscar la mejor vía de solución, pero les diría a los agricultores que confiaran y plantaran las hectáreas correspondientes para llegar a esas necesidades básicas de la empresa y pueda seguir funcionando. Además vamos a ver la fórmula de compensar para el próximo año las diferencias que puedan haber de precio, por eso nos vamos a comprometer a buscar la manera de ayudar a los pequeños y medianos agricultores y dar una esperanza de seguir con la planta abierta, pero todo depende de las hectáreas que se hagan al próximo año”, indicó el jefe regional.
Su llamado es clave dado que la única forma de garantizar que la empresa siga en el Maule es sembrando 5 mil hectáreas de remolacha, asunto complejo dado el bajo precio del producto (47 dólares) y el interés por apostar a otras áreas, principalmente berries y frutales.
El alcalde de Linares, Mario Meza también se ha mostrado altamente preocupado. “El llamado es para sembrar remolacha. Estamos gestionando apoyos para los pequeños productores, que van a ser ayudados a través de mecanismos e insumos de Indap y también para los medianos y los grandes. Se está buscado respaldo central para generar un escenario positivo que entregue mecanismos que puedan ayudar en lo posible a que estos agricultores cumplan con la entrega a Iansa”, comentó la autoridad.
El cierre de esta industria significaría más de 2000 puestos directos e indirectos menos en la zona, castigada históricamente por la alta cesantía estacional.

REMOLACHEROS
Independiente de las reuniones, conversaciones y negociaciones los remolacheros siguen muy preocupados, y con una enorme inestabilidad al mediano plazo.
Durante estos días parte la temporada 2018, pero nada asegura que pasará el 2019-2020. Precio por tonelada limpia aún no está acordado. La empresa ofrece 47 dólares y los agricultores exigen 50.
“Nuestra posición es que el Estado nos subsidie la diferencia de precio, es decir, los 3 dólares por unos dos o tres años y mientras se estabiliza la rentabilidad del cultivo y del azúcar. No veo otra solución”, insiste el dirigente Walter Hirsch.

César Hormazábal

Volver

Comentarios